Sociales / Marcas

Marcas
23.03.2018
Guillermo del Toro
Un diálogo entre amigos
23.03.2018

TEXTO: KIKE ESPARZA
FOTOS: EL INFORMADOR

Dicen que nadie es profeta en su tierra, pero Guillermo del Toro es la excepción a la regla. El sábado pasado en las instalaciones del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), el cineasta tapatío ganador del Oscar fue recibido con gran cariño por el público que se reunió con él a dialogar en el primero de tres master class que ofreció para hablar de su cinta “La forma del agua” y la visión actual que tiene del cine contemporáneo.
Del Toro le dijo a los presentes que el cine no es química, sino alquimia, un conjunto de elementos que lo enriquece y que perpetúa al paso del tiempo a través de la visión de los directores y la libertad que ellos les dan a sus colaboradores en un espectro determinado.
Durante la charla fue agasajado con regalos, por ejemplo una playera con su rostro dibujado y hasta le dijo un admirador que ya tenía ganado su derecho de estar en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres.  También señaló que recibir el Oscar a los 53 años fue un momento ideal a que si lo hubiera recibido más joven, porque de ser así se hubiera vuelto “loquito”.
En su visita también se reveló la creación de una beca internacional para jóvenes cineastas con el nombre  Jenkins-Del Toro y la llegada de la muestra “Guillermo del Toro: En casa con monstruos” para marzo del 2019 en el Museo de las Artes.