Perfiles / Perfiles

RUSIA 2018

La Copa Mundial de la FIFA en Rusia

RUSIA 2018

18.07.2018

TEXTO: ANA PAULA AYALA
FOTOS: CORTESÍA

Ana Paula Ayala

“Desde hace muchos años tenía muchísimas ganas de ir a un Mundial, verlo en la tele no era suficiente y quería vivirlo en carne propia, pero siempre pensé que era un viaje impagable.
Cuando anunciaron que el Mundial de 2018 sería en Rusia, pensé que podría ser un poco aburrido, la verdad, es que tenemos satanizados a los rusos, y al contrario, resultaron ser unos excelentes hosts.
Empecé a buscar vuelos en enero y decidí irme tres semanas, mismas que resultaron ser las más intensas e increíbles de la vida.


Desde que llegué al aeropuerto de NYC ya había muchísima gente disfrazada, cada quien con accesorios emblemáticos de su país. Cuando nos subimos al avión, todos empezamos a cantar Cielito Lindo y a echarle porras a México. El ambiente se empezaba a sentir y todavía ni siquiera despegabamos.
Llegamos a Moscú que era mi ciudad base, hice varios vuelos internos para ir a los partidos, pero siempre regresábamos ahí, fue una buena idea porque no teníamos que cargar siempre con la maleta así que solo llevábamos una mochila con un cambio y listo.
Algo que me llamó mucho la atención fue ¡que no se hacía de noche! Las noches blancas en verano son algo ¡espectacular! Amanece a las tres de la mañana y se hace de noche hasta las 11 ó 12, así que tienes luz la mayor parte del tiempo.
La primera vez que fui a la Plaza Roja y a la ciudad de las luces (un día antes de que empezara el Mundial) lo viví al máximo: miles de personas con las playeras de sus equipos, las banderas amarradas en la espalda, pintados de la cara, música de sus países, gritando todos al mismo tiempo, todo mundo con el mejor humor y actitud, dije “estoy en Rusia en el Mundial” se me pone la piel chinita de acordarme.


Las calles de Moscú estaban llenas de gente, todo el día se sentía la vibra futbolera, pero sobre todo la vibra de fiesta, la gente estaba que no cabía de alegría y todos éramos amigos de todos. Eso fue de las cosas que más me gustaron y que nunca voy a olvidar; estar en un país ¡con gente de todo el mundo en un mismo lugar!
Los días en que México jugaba eran una locura, nos íbamos tres horas antes de que empezara el partido a la calle en donde iniciaba la caravana camino al estadio y ahí todo mundo iba gritando, tomando tequila, echando porras, grabando y súper emocionados porque era el día de ver a nuestro equipo en la cancha.
Pero lo mejor de todo este viaje fue el ambiente dentro de los estadios, la emoción más grande que puedas sentir ocurría allí, escuchar el himno nacional y el pitazo de que ya comenzaba el partido hicieron la experiencia inovidable. Leí por ahí que la afición más grande fue la de México y no lo dudo. Los mexicanos fuimos los que más pila teníamos, nunca dejamos de gritar y echar fiesta.


Este viaje superó mis expectativas en muchos sentidos, no cabe duda que tienes que vivir un Mundial, aunque sea una vez en tu vida, si ahorras y vas pagando poco a poco tus vuelos y los hoteles con anticipación es mucho menos pesado, además hay boletos para partidos desde 105dlls, lo ideal es comprarlos en la página web de la FIFA porque en reventa son mucho más caros.
A pesar de que nos vimos muy limitados en cuanto a la comunicación con los rusos, nunca se portaron groseros con nosotros, al contrario, nos ayudaban en lo que necesitábamos, varias veces a mi me acompañaron a encontrar la estación del metro incluso un día una rusa me llevó al restaurante donde había quedado de ver a mis amigos, son gente muy noble y amable.
En total estuve 23 días, tomé más de 10 vuelos, caminé aproximadamente 10 kilómetros por día, comí miles de kebabs, me perdí en el metro, me desvelé mucho, casi pierdo dos aviones, pero todo, todo vale la pena. En el plan que vayas, ya sea con tu familia, con tus hijos, tus amigos o solo, es una experiencia que sin duda voy a repetir”.

“¡Nos vemos en Qatar!”

 

Andrés Guzmán
“Fue una experiencia inolvidable, toda la gente estaba en el mismo ambiente y conocías a personas de todo el mundo, diferentes culturas, etc. El país es increíble en todos los sentidos y la gente te recibe como si te conocieran, es un país muy acogedor y qué mejor que vivirlo en el evento deportivo más grande del mundo que es el Mundial de futbol viendo a México participar”.

 

Juan Antonio Echeagaray
“Cuando planeamos el viaje -mis amigos y yo- sabíamos que iba a ser una gran experiencia, pero la verdad es que no nos imaginamos que tanto, independientemente del futbol, ver a tantos mexicanos conectados, cantando, apoyando, pasándola bien, y en función de eso, ver cómo somos un país tan amado por las demás nacionalidades, es algo indescriptible. Sin duda la mejor experiencia de mi vida”.

 

Diego Castro
“Aquí comparto la foto más padre del Mundial, este disfraz lo usamos contra Alemania y fue un show estarlo cuidando para que no se dañara, jajaja”.

 

Josué Huitrón
“Vivir un Mundial es algo que tenemos que hacer todos, aunque sea una vez en la vida. Es difícil explicar el ambiente de compañerismo y apoyo de la afición mexicana que se vive en Rusia 2018.
Por todos lados te encuentras con la verde, banderas, sombreros de paja, chales y sombreros de charro, cosa que te pone una gran sonrisa. Pero lo que realmente te pone la piel chinita es cuando miles cantamos a una voz “y ya lo ven, y ya lo ven... somos locales otra vez. Inolvidable Rusia 2018”.

 

Marcela Nuñez
“¡Me enorgullece ver a tantos paisanos reunidos a tantos kilómetros de distancia con un objetivo en común, creer en México! Ha sido increíble e inexplicable el sentimiento de poder tener la oportunidad de apoyar en todos los sentidos y de ser mexicana”.

 

Carlos Ibarra
“Mi experiencia en este Mundial ha sido muy buena, ya que como es mi primera vez en un Mundial, esto para mi es nuevo y emociónate. Conozco nuevas costumbres de otros países y como último punto la emoción del grito ¡MÉXICO! en el Mundial es muy grande y me llena, en verdad, de alegría ver a Nuestra Selección”.

 

Ernesto Espinoza
“La verdad, asombrado en la calidez de los rusos muuuuy a su manera... Son recios de carácter, fuertes al hablar, pero muy amables y agradecidos por tener una Copa del Mundo en su país, aman a los mexicanos, nos toman fotos cada tres minutos”.

 

Eduardo Lassala
“La convivencia con las personas de otros países y cantar Cielito Lindo en el estadio… Cumplió de más mis expectativas este Mundial. Lo más padre es ver el ambiente y convivencia con otros países que no hubo peleas, al contrario, festejar victorias.
El Mundial es un evento que no tiene comparativa, es una experiencia que debes de tener”.