Perfiles / Perfiles

¡Feliz Día del Maestro!

Por el gusto de compartir

¡Feliz Día del Maestro!

15.05.2020

TEXTO: CECI CALDERÓN
FOTOS: CORTESÍA

 

¡Gracias a todos los maestros que nos enseñan día a día y que a pesar de esto, no dejaron de compartirnos sus conocimiento y han hecho este tiempo más ameno!

 

PATY CARRILLO

 

 

“Lo que más me gusta de ser maestra es poder enseñar a las alumnas algo que es tan valioso para mí, el baile ha sido un pilar en mi vida y poder transmitirlo a más y más niñas me hace inmensamente feliz. A parte me encanta poder conectar con las niñas, ver su desarrollo personal y físico: adoro estar rodeada de niñas y recibir toda esa alegría y al mismo tiempo aprender de ellas.

Mis maestras de Spot me cuentan cómo ha sido un reto para ellas dar clases esta cuarentena de manera virtual, ya que es muy diferente pero todas se han adaptado rápidamente al cambio y juntas creamos dinámicas divertidas y clases diferente que puedan mantener la atención de las alumnas a través de una pantalla; y hemos tenido una increíble respuesta. Nos encanta ver que las alumnas sigan queriendo bailar desde casa y que sigan desarrollando este talento hasta poder vernos nuevamente en un salón de clases”.

 

BERNARDO PAVÓN

 

 

“Lo que más me apasiona de la docencia es la oportunidad de transmitir conocimiento; intentar hacer que el camino de ellos -mis alumnos- sea más sencillo y que los errores o aciertos que he vivido les ayuden a ser mejores profesionistas.

Definitivamente nadie estábamos preparados para esta situación, pero afortunadamente las herramientas tecnológicas y la disposición de los alumnos ha ayudado a que el resultado hasta el momento sea muy satisfactorio. Pero definitivamente se extraña la presencia humana en el aula para tener un resultado más “jugoso” de la clase. Hoy más que nunca queda clara la importancia de las relaciones personales”.

 

 

KARLA COVARRUBIAS "LA CHULA"

 

 

“Lo que más me gusta de ser maestra es la generosidad que vibra cuando estás dando una clase, porque uno pensaría que el maestro es el que enseña a los alumnos pero en realidad el maestro aprende más. Me encanta que aunque soy una persona muy apasionada y alegre, puedo ser muy impaciente e intolerante, entonces me encanta que sin querer mis mayores defectos se van tratando y resolviendo con mucho amor.

Mi experiencia como maestra en la cuarentena ha estado muy caótica, experimental y divertida. Me refiero a un caos muy bonito porque empecé a hacer todo vía online cuando no sabía que tenía esa capacidad de hacerlo y de reinventarme, tampoco sabía que a la gente le iba a gustar tanto. No sabía que iba ser tan suertuda de poder estar en un taller con 350 personas que viven en todas partes del mundo como Nueva York, Italia y hasta una alumna que vive en Salzburgo.

Qué padre poder usar las redes positivamente y poder tener un impacto con la gente muy divertido porque he podido hacer la comida que más me gusta, también gracias a esto he podido conservar a las personas que trabajan conmigo que son puras mujeres, madres solteras que ellas mantienen sus casas. Mi mayor recompensa es recibir todos los mensajes que me mandan diciéndome que esto ha sido lo mejor de su cuarentena”.

 

 

WERA DE LA GARZA

 

 

“Mi experiencia como maestra esta cuarentena ha sido muy diferente de cómo me lo esperaba, dentro de todos los cambios y muchas altas y bajas que esto ha traído. A mí me ha ayudado a conectar con más gente y hacer más comunidad, no solamente en mi ciudad o en México sino en otros países. Me tiene súper feliz compartir lo que más amo que es mi proyecto, y recibir tanto cariño y tanto agradecimiento de parte ellos con lo que yo estoy tratando de aportar y apoyar. Dar mi granito de arena es compartir mis entrenamiento sin algún costo, por así decirlo, me he dado cuenta que ahí está el verdadero valor de mi oficio. No quiere decir que lo económico no sea importante, pero esta cuarentena me he dado cuenta que mi principal razón es que me gusta ver a la gente feliz y cómo cada vez se une más gente con un motivo durante una hora de su día. En verdad estoy muy agradecida por cómo la gente ha respondido a mi manera de adaptarme a esta circunstancia que está fuera de nuestras manos.

Lo que más me gusta de ser maestra es compartir algo de mí. Creas comunidad y lograr que la gente pueda dedicarse una hora del día a ellos mismos y olvidarse de esas cosas que le preocupan o los tiene ansiosos y no los deja estar tranquilos, eso es lo que me da más satisfacción. También estoy muy agradecida por las amistades que he hecho entre mujeres, que a veces no es tan fácil. Muchas mujeres en un mismo lugar, tan diferentes, con tantos prejuicios que nos hacemos en la cabeza nos terminamos dando cuenta que son sólo pensamientos y que claro que podemos llegar a crear una amistad con gente que es totalmente diferente a nosotros”.