Perfiles / Entrevistas

Nathalie Eklemes

Un poco de Pitahia

Nathalie Eklemes

09.06.2020

 

 

TEXTO: CECILIA CALDERÓN
FOTOS: CORTESÍA

 

 

Naty Eklemes es una tapatía emprendedora que nos comparte un poquito de lo que ha sido para ella llegar a donde está hoy

 

Platícanos un poco de ti...
“Soy Nathalie, creadora y directora de Pitahia, dirijo esta empresa desde hace nueve años y considero que soy el alma creativa de esta gran marca. Me encanta todo lo relacionado con publicidad, fotografía y sobre todo, el proceso que conlleva el desarrollo de nuevos productos”.

¿Cómo empiezas tu marca?
“Yo estudié Mercadotecnia y cuando decidí lo que quería estudiar, obviamente no sabía a qué me iba a dedicar, pues a tus 18 años tus intereses son otros, pero de lo que sí estaba muy segura era que yo quería tener mi propia empresa y ser dueña de mi propio tiempo, siempre me soñé felizmente emprendiendo”.

¿Qué te inspiró?
“En esa época me encantaba pintarme las uñas y creo que empezábamos a salir de lo común, de un manicure con uñas rojas o el típico francés, pero independientemente de querer los colores que salían en las revistas de moda, aquí en México era muy difícil encontrar el tono menta o el naranja pastel, eran colores muy específicos, y no existía una marca linda y única. ¡Es ahí cuando se me ocurre hacer mi propia marca de esmaltes de uñas! Con un toque único y mexicano, que también para los extranjeros fuera atractivo llevar a sus países en vez de un souvenir típico: Un esmalte Pitahia”.

 

 

 

 

¿Qué distingue a Pitahia?
“Hoy en día logramos desarrollar fórmulas lo más naturales posibles (no tóxicas) en donde no utilizamos ingredientes que a lo largo del tiempo, o con el uso frecuente, generan toxicidad en el organismo como el tolueno, formaldehidos, ftalatos, entre otros. A su vez, no hacemos pruebas en animales, ni ninguna materia utilizada es derivado animal, por lo que somos cruelty free &Vegan (avaladas por PETA)”.

¿Qué ha sido lo más difícil?
“El tiempo de desarrollo de la fórmula de mi esmalte. Pensé que sería algo muy fácil y me tomó años para lograr lo que tengo hoy, una fórmula “toxic free” y más difícil aún porque no soy química, soy mercadóloga. Entonces en el área de desarrollo no podía aportar mucho. Además de aguantar quejas y que te digan que tu producto no vale lo que es, que yo creo que es algo de lo que a nadie nos gusta, pero este tipo de situaciones son las que te hacen persistir y crecer profesionalmente”.

 

 

 

 

¿Cómo has vivido esta cuarentena, qué aprendiste en tema laboral y personal?
“Así es la vida y los negocios, con cambios radicales. Creo que uno debe de estar consciente de esto tanto en lo personal como en los negocios, las cosas no siempre salen como uno lo planea y estas pueden cambiar de la noche a la mañana. Yo seguí trabajando desde mi casa y fue lo mejor que me pudo haber pasado, sin prisas, haciendo lo que me encanta, que normalmente no tengo tiempo de hacer, disfrutando mi casa que la realidad es que casi nunca estoy, entre otras cosas. Creo que todo cambio trae nuevas oportunidades, es cuestión de estar atentos para darnos cuenta”.

Por último, ¿qué le dirías a alguien que está por empezar su proyecto de vida y no se ha animado?
“La mejor manera de aprender es haciendo, no existe un manual que te diga cómo ser el empresario perfecto, poco a poco irás conociendo cada área a detalle de tu negocio y sabrás que sí y que no.
Mucha gente desiste en el camino porque es el camino fácil. Si quieres resultados extraordinarios, emprender requiere de esfuerzos extraordinarios de confianza en uno mismo, determinación y de un trabajo 24/7”.

 

 

 

 

 

FRASE
“Creo firmemente que uno puede tener talento y ser muy creativo, tener todo el dinero que necesites para llevar a cabo una súper idea o tener todas las ganas para llevarlo a cabo, pero si no eres valiente para animarte a hacer eso que te mueve, si no eres persistente y optimista, difícilmente vas a lograrlo”.