Perfiles / Entrevistas

Jacinto Arenas

Su trazo por la vida

Jacinto Arenas

19.06.2019

TEXTO: XOCHITL MARTÍNEZ

FOTOS: CARLOS MONCADA

 

Jacinto Arenas Echeverría es un arquitecto que se dedica al diseño de proyectos de distintos géneros, principalmente comerciales y de usos mixtos, hoteles y diseño de interiorismo de tiendas. Es el actual director de Are Arquitectos, fundado hace 45 años por su padre. Su decisión por esta carrera fue un poco inusual, ya que iba a estudiar Ingeniería en Sistemas, pero estando en la fila, se decidió por arquitectura, y comenta “fue la mejor decisión de mi vida”. Siempre ha trabajado en Ares Arquitectos, donde es director general desde que su papá falleció hace más de 20 años, por lo que considera que es uno de sus mayores logros profesionales, sacar adelante a la empresa con 27 años de edad y hacerla crecer hasta lo que es hoy en día, ya que tiene oficinas en Ciudad de México y Colombia, y proyectos en Latinoamérica.

 

 

En el ámbito personal, Jacinto acaba de vivir el reto más fuerte, ya que es sobreviviente de un agresivo cáncer de estómago, después de tres años y medio de enfermedad y una serie de cirugías se ha levantado para echar su vida a andar de nuevo, agrega “al final del camino lo he logrado y me siento bastante optimista, ahora estoy bien de salud”. A raíz de esto, ve la vida diferente y se encarga de vivir más el presente.

 

 

Entre los retos que ha enfrentado está la muerte de su papá, ya que tuvo que ganarse la confianza de los clientes que ya se tenían, y saber distinguir lo profesional de lo personal con sus socios, que son los mismos amigos a los que invitó a trabajar con él hace 22 años.

 

 

Sobre lo que le gustaría dejar como legado expresa que “quisiera mejorar la forma de practicar la arquitectura a las siguientes generaciones”. En lo personal, “trasmitir mi experiencia con esta enfermedad que me dejó muchas enseñanzas, como vivir el presente, no crearte tantas expectativas, no juzgarte tanto si las cosas no funcionan, aprovechar y vivir la vida como te toca, aprender a valorar lo que tienes hoy, las cosas más básicas y más sencillas como sentarse a comer en una mesa”.

 

 

Le gusta tocar piano, dibujar, leer, nadar y andar en moto. Sobre su rol de papá, Jacinto comenta “mi señora tiene dos hijos y yo tengo dos hijos, ya somos una familia extendida. Lo más difícil para mí de ser papá es entender que ellos tienen que vivir sus vidas y yo estoy ahí para acompañarlos, pero no para controlarlos, o sea, tratar de orientar, dar consejos y acompañarlos por la vida, ayudar en lo que podamos”.

 

¿Cómo combinas tu parte profesional con ser papá?

“Con mucho trabajo, trato de dedicarle a mi familia el mayor tiempo posible cuando no estoy trabajando, a veces los involucro un poco en lo que hago, trasmitirles la pasión que tengo por hacer esto, sin esperar que hagan lo mismo”.

 

 

¿Qué es lo que más te gusta de ser papá?

“Estar con ellos en las cosas más simples y sencillas, ponernos a jugar, a nadar, a platicar, a convivir y pasar un buen rato”.

 

 

¿Mayor reto como papá?

“Creo que no ha llegado la parte más crítica, pero sí ya veo que sus emociones empiezan a florecer y empiezan a influenciarse de todo el ambiente y la gente que tienen alrededor, y de repente, hay que manejar crisis con los hijos, hay que apoyarlos con sus conflictos que tienen”.

 

 

FRASE:

Esta enfermedad me dejó muchas enseñanzas, como vivir el presente, no crearte tantas expectativas, no juzgarte tanto, aprovechar y vivir la vida como te toca”