Perfiles / Entrevistas

Gonzalo Lebrija

Resplandor azteca

Gonzalo Lebrija

05.09.2016

Para celebrar el espíritu guerrero que caracteriza a los mexicanos, Johnnie Walker Blue Label lanza la edición especial Guerreros II y eligió al artista tapatío Gonzalo Lebrija para plasmar su inspiración a través de botellas de vidrio que fueron grabadas por artesanos escoceses. El resultado fue un rediseño modernizado de Huitzilopochtli, uno de los dioses representativos de la cultura azteca pero  desde un punto de vista contemporáneo. 

En entrevista para Gente Bien, Gonzalo nos platica su experiencia: “Me invitó Johnnie Walker con la idea de hacer una interpretación acerca de los Aztecas, de los guerreros y plasmar eso en la botella; en ese momento pensé en Huitzilopochtli, que es la figura que más me interesa de la cultura azteca porque es dios de la guerra y del amor, esa dualidad me pareció interesante”.

Al investigar, Gonzalo descubrió que muchas historias de este dios se contaban a través de mitos, pero hubo una en especial que le llamó la atención: “Tanto era su resplandor que cuando sus contrincantes peleaban con él tenían que verlo a través de los orificios de sus escudos y poder así distinguirlo entre la luz y fue a raíz de este detalle se formó la intervención de la botella”.

Después de elegir el diseño y hacer algunas pruebas, la imagen de Huitzilopochtli quedó al frente de la botella porque nos dice, “de inmediato te das cuenta que es un dios azteca, a mí me interesaba hacer algo sutil y elegante, así que rediseñé su imagen, lo modernicé, pero sin perder su esencia”. En la parte de atrás de la botella se observa el resplandor, “como un aro de luz, que es el orificio del escudo por donde lo puedes ver, pero representa también el tiempo y el espacio en la historia, al igual que el whisky”, todo esto plasmado por las manos de los artesanos escoceses con la técnica del esmerilado. 

El resplandor distingue a cada una de las botellas, destacando colores como el azul en el vidrio, ya que se trata de las copia de las botellas que casa Walker usaba en 1867, las cuales por sus procesos de elaboración tomaban esa tonalidad y un grosor muy particular que permitió realizar este grabado;  además, el azul significaba el sur para los aztecas. Otro de los colores es el dorado, que tiene que ver con el resplandor del que se hablaba en los mitos de Huitzilopochtli y también en el dorado del whisky y su añejamiento. 

Esta edición consta de mil 200 botellas, que ya se pueden adquirir en puntos de venta a nivel nacional a partir del 25 de agosto. Esta una segunda edición, ya que la primera comenzó en 2015 con la intervención del artista urbano Sego. 

Matthieu Guerpillon, embajador de Johnnie Walker Blue Label, explica que para ellos tienen mucho significado el arte contemporáneo y que comparten valores con Gonzalo Lebrija y uno de ellos es cómo ha construido su carrera profesional disfrutando su trabajo, quien hace 20 años empezó a dedicarse al arte por gusto y convicción, “esto es lo que queremos comunicar: cómo alcanzar el éxito disfrutando lo que haces”. 

Gonzalo nunca los pensó dos veces, siempre eligió el arte y sabía que era el camino adecuado, disfrutándolo a cada paso. Su trabajo se centra en la fotografía, el video, la instalación y la escultura.