Perfiles / Entrevistas

Fernando Guerrerosantos

Cirujano de la cabeza a los pies

Fernando Guerrerosantos

19.06.2019

TEXTO: ARACELY AGUILERA

FOTOS: JORGE SOLTERO

 

Tenía 11 años cuando entró por primera vez a un quirófano y supo que esa sería su profesión. Con la admiración y la responsabilidad de tener a un padre que fue pionero y pilar de esta especialidad, la Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva, decidió convertirse en médico y no solo seguir sus pasos sino seguir aportando a esta área.

Don José Guerrerosantos fue el primer cirujano plástico de la región y uno de los pilares internacionales de esta profesión y al respecto Fernando nos dice: “Me tocó la suerte de ser su hijo y ser uno de sus 500 graduados, conforme fui creciendo vi lo bonito de esta especialidad. Nosotros básicamente restauramos una apariencia que impacta en el desarrollo, seguridad y autoestima del paciente. Lo ayuda a mejorar a nivel personal, social, laboral y de pareja”.

 

 

En lo alto de la torre del hospital Puerta de Hierro Sur, donde tiene su consultorio, nos habla acerca de la liposucción en alta definición, que es una de sus aportaciones -ya que fue su papá quien trajo la liposucción en el 81- cambiando de esta manera la vida de la persona porque asegura: “Tú eres como te ves”.

Aún con la experiencia, Fernando Guerrerosantos dice que estar en el quirófano requiere un estado de alerta y de concentración, aunque este tipo de cirugía es relajada, como si fuera un taller porque el paciente se duerme totalmente, se puede trabajar con total tranquilidad pero puede durar cuatro, cinco o hasta seis horas.

 

¿Cómo ha sido tu trayectoria?

“De alguna manera es impuesta, son muchísimos años de estudio, es un requisito del que no te salvas. Es una pirámide porque entra uno de 20 a Medicina, ahí son mínimo seis años, cuatro de Cirugía General y tres de Cirugía Plástica. En total fueron 13 años más uno adicional donde reafirmas todo. Terminas de estudiar y aún no tienes ningún paciente, vas comenzando. Los doctores cobran pero han dado su vida entera. Fueron 14 años de no ganar nada, años austeros y la carga que te pone la institución son guardias extraordinarias”.

 

¿Cuáles consideras que son tus mayores logros?

“Destacar como cirujano plástico en la comunidad, posicionarnos gracias a la constancia y actualización en congresos nacionales e internacionales. Nuestro logro ha sido el posicionamiento gracias a la vanguardia. De Colombia trajo a México la liposucción de alta definición, “no le tocó a mi papá ni haberlo soñado”.

 

¿Cómo quisieras ser recordado?

“Como muy buen doctor y vanguardista, eso para mí sería suficiente. Fuimos cinco hijos y de ellos, solo yo me dediqué a esto. Lo adapté a lo que quería hacer. Yo me veía como estoy ahora y no me imagino en otra área de la medicina, pero uno tiene que ser buen doctor para ser especialista. Los pacientes ponen su vida en mis manos, tenemos un protocolo muy estricto y no hay improvisación de ningún tipo”.

 

 

¿Cómo has sabido combinar la parte profesional con la familiar?

“Tengo tres hijos y yo recuerdo que mi papá se dedicaba mucho al estudio y nos dejó un legado importantísimo; en mi caso yo primeramente me voy con la familia, me fascina el momento con mis hijos. Uno de mis hobbies es el tenis, me divierte mucho correr y andar en bici”.

 

Para ti, ¿qué significa ser papá?

“Es el mejor regalo que la vida te pueda dar. Es un parteaguas, la vida cambia una vez que ya eres papá. No se es hijo hasta que eres papá.

 

¿Crees que tus hijos seguirán tus pasos?

“El de 15 van tres veces que va al quirófano, pero también le gustan los negocios. No quiero ser ningún tipo de influencia o presión, esto es una vocación, yo creo que después del sacerdocio es la más fuerte. Se es doctor las 24 horas. Para mí el trabajo es como estar en el recreo y me considero un niño en recreo”.

 

¿Cuál ha sido el mayor reto?

“Es cumplir con todo día a día: la profesión, la familia, uno mismo. De pronto uno no es ordinario porque trabajas no menos de 16 horas al día, es muy complicado. Mi esposa ha tenido mucha visión, emprendió un spa médico y mis pacientes se van para allá, son terapias de aparatología. Lo hemos sabido combinar muy bien”.

¿Qué servicios realizas?

“Atendemos bebitos, jóvenes, medianos, grandes, mujeres, hombres, la cirugía plástica estética y reconstructiva es de la cabeza a los pies. Por supuesto te van encasillando un poco y te va llegando más de lo mismo pero aun así tenemos un amplio abanico.”

 

 

FRASES

“Yo me veía como estoy ahora y no me imagino en otra área de la medicina, pero uno tiene que ser buen doctor para ser especialista”.

“Esto es una vocación, yo creo que después del sacerdocio es la más fuerte. Se es doctor las 24 horas”.