Perfiles / Entrevistas

Fabiola de Aguinaga

Un gran corazón

Fabiola de Aguinaga

06.03.2019

FOTOS: CARLOS MONCADA

TEXTO: LIZ MORENO

 

Su pasión es transformar la vida de las mujeres. Fabiola es vicepresidenta de Chemisette, es atrevida, carismática y no le asusta dar su opinión de cualquier tema, por eso hoy nos cuenta un poco sobre su vida y su proceso para ser la mujer que es hoy.

 

 

Cuéntanos acerca de tu trayectoria laboral

“Chemisette inició en el 2001 y yo he crecido junto con él. Mi trabajo es que la mujer pueda generar recursos para que pueda lograr lo que se proponga sin descuidar a su familia y que puedan tener una libertad económica, empoderamiento, sin desatender su rol de ser madre”.

 

¿Qué retos has enfrentado como mujer?

“Creo que el hecho de ser mujer, esposa, madre y trabajar ya es un gran reto. Si he podido lograr todo eso es porque tengo un maravilloso hombre con una mentalidad más abierta y más comprensivo”.

 

 

¿Cuál ha sido tu mayor logro como mujer?

“Yo creo que mis hijos, ser madre de tres”.

 

¿Cómo combinas tu vida profesional y personal?

“Tengo un gran equipo, no sólo en la empresa sino también en mi casa. Somos un gran equipo mi marido y yo, los dos nos apoyamos y eso ha logrado que se compagine este malabar que es la vida”.

 

 

¿Qué sueños te falta realizar?

“Tengo varios proyectos en puerta que me generan demasiada ilusión. Estoy apasionada porque queremos iniciar un proyecto de guarderías gratuitas, para todas las mujeres que trabajan”.

 

¿Qué es lo que más te gusta de ser mujer?

“Creo que las mujeres contamos con una intuición y una fortaleza genuinas. Ser mujer nos da la sensibilidad para poder escuchar ese ‘yo soy’ interno y estar más cerca de la intuición. Hoy por hoy, la energía femenina se está juntando y se está generando un cambio”.

 

 

¿Qué aconsejarías a las mujeres de hoy en día para lograr sus metas?

“Para sentir plenitud hay un ingrediente fundamental que es la culpa. Hay que saber manejarla, y para poder lidiar con ella hay que dedicarle un momento a lo que se da. Disfruta cada etapa de la vida, también. Vive plenamente”.

 

¿Qué hace falta para que exista la equidad entre hombres y mujeres?

“Yo creo que este cambio se va a dar, sin importar lo que haga falta. Creo que México es de los pocos países en Latinoamérica donde todavía estamos en pañales sobre la equidad, pero las mujeres ni los hombres son los mismos ya. La sororidad está muy presente en las mujeres de hoy”.