Perfiles / Entrevistas

Cristi Santana

Una vida en plenitud

Cristi Santana

05.03.2019

TEXTO: ARACELY AGUILERA

FOTOS: JORGE SOLTERO

 

Para Cristi Santana, su familia es su razón de ser. Tiene más de medio siglo escribiendo para El Informador y simultáneamente con El Heraldo de México por casi 25 años. Ha sido consejera en la Junta de Gobierno del Instituto Jalisciense de Asistencia Social por dos décadas; escribió el libro Cocina Tapatía y ha vivido plenamente todas sus etapas, como hija, esposa, madre, abuela y próximamente bisabuela.

 

 

El 8 de marzo es el Día de la Mujer, ¿qué le dice esa fecha?

“Me recuerda a todas las mujeres trabajadoras que murieron en su lucha por la igualdad en los derechos laborales, académicos, profesionales y personales”.

 

¿Cómo ve el panorama profesional y laboral de las mujeres?

“A pesar de la desigualdad, el papel de la mujer actual como empresaria o trabajadora, ha destacado en los diferentes ámbitos, merecen respeto quienes han sabido balancear el sostén emocional en la familia”.

 

 

Si estuviera en sus manos, ¿qué cambiaría?

“Un mundo más igualitario y justo para todas”.

 

¿Cómo es un día en la vida de Cristi Santana?

“Todos mis días son diferentes, rutinarios solamente caminar un poco, desayunar leyendo el periódico (El Informador) y escribir mis “dos líneas”. Me animan las visitas diarias de mis hijos; disfruto con la cena mensual que hago para mis nietos, solos sin papás; tengo dos grupos de lindas amigas con quienes me reúno semanalmente para jugar póker, y en la tranquilidad de la noche disfruto una buena lectura”.

 

 

¿Cuáles son los retos a los que se ha enfrentado?

“El mayor reto ha sido proponerme llevar una vida normal, después de haber tenido amnesia y pérdida de memoria provocada por el golpe que recibí en la nuca de manos de un asaltante, hace casi 40 años. Un proceso largo y doloroso”.

 

¿Qué consejo les daría a las mujeres para conseguir sus sueños?

“La mujer cuenta con una intuición y sensibilidad para seguir sus sueños. Mi consejo es que los sigan justamente como mujer, sin perder su identidad ni sus principios”.

 

 

¿Qué la inspira para seguir adelante?

“En todo me inspira el amor... el de Dios que me da vida con salud; el de mi maravillosa familia; el de mis excelentes amistades y el poder tener participación activa en la sociedad”.

 

Como tapatía, ¿qué es lo que más desea hacer por su ciudad y cómo lo haría?

“Lo que más deseo tendría que regresar años para que volviera a ser la ciudad de las rosas y de las fuentes, una Guadalajara amable sin inseguridad ni violencia especialmente para la mujer. Esa sería mi prioridad”.