Noticias

17.04.2020
¿Por qué Steve Jobs conducía un Mercedes Benz sin placas?
Y ya nadie puede hacerlo
17.04.2020
¿Por qué Steve Jobs conducía un Mercedes Benz sin placas?

POR: CHRISTIAN PÉREZ

 

Steve Jobs es una figura emblemática de nuestros tiempos por mucha razones. Algunos de los gadgets que lanzó Apple bajo su dirección (compañía que fundó a los 21 años) significaron una revolución en la tecnología de uso personal que todavía, a casi una década de su muerte, se sigue nutriendo con su legado.

Pero Steve no era solamente famoso por sus logros como directivo, empresario o presentador, pues algunas excentricidades de su vida personal eran por todos conocidas y aun hoy todavía son tema de artículos, libros e incluso películas; aunque de todas las que he sabido, la que siempre me despertó más curiosidad fue que Steve Jobs cambiaba de automóvil cada seis meses pero siempre conducía el mismo modelo, un Mercedes Benz 550 AMG plateado sin placas.

 

 

Claro, no es sorprendente que el señor Jobs condujera un Mercedes como el 550  -que es el elegido por muchos directivos y políticos en prácticamente todo el mundo- ni tampoco el hecho de que pudiera costeárselo cada seis o incluso cada tres meses de haberlo querido, lo notable es que lo hacía para poder conducir su 550 AMG sin matrícula. Algo que hasta hace poco todavía era posible en California, donde la ley permitía al dueño de un nuevo vehículo circular en el estado los primeros seis meses después de la compra; de este modo, Steve se valió de esta triquiñuela durante muchos años para salirse con la suya.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Algunos dicen que lo hacía para pasar desapercibido, una idea poco convincente si lo pensamos,  pues a más de uno le llamaría en exceso la atención encontrarse en un estacionamiento con un vehículo sin registro.

Como decíamos, sobre las excentricidades personales (y la razón de ellas) que tenía Steve se ha dicho mucho, pero lo que nadie puede negar es que siempre supo elegir su auto.