Noticias

17.10.2017
EVA detecta el cáncer de mama
El brasier creado por un jóven mexicano
17.10.2017
EVA detecta el cáncer de mama

Texto: Alondra Pulido

Julián Ríos es un joven de 17 años, estudiante del Tecnológico de Monterrey, quien después de vivir la experiencia cercana con el cáncer que su mamá padeció, decidió que debía hacer algo al respecto, así que se dedicó a investigar acerca de esta enfermedad, ahora EVA es la solución para muchas mujeres y ayuda a prevenir esta enfermedad.

Imágen tomada de: www.blogtvwebsertao.com

Este brasier contiene alrededor de 200 biosensores que pueden crear un mapa de la superficie del seno y determinar la conducción térmica por zonas, de esta manera, si en un área se detecta más calor de lo normal implica un mayor flujo sanguíneo y un probable desarrollo cancerígeno.

Los sensores no trabajan solos, trabajan con algoritmos capaces de comparar gráficas de calor con una base de pacientes afectados por cáncer, así se pueden determinar de qué tipo y en qué fase se encuentra el tumor.

“El algoritmo lo que hace es que de los datos térmicos que recopilan los sensores, mide las curvas de conductividad térmica. Quistes y malformaciones tienen diferentes curvas. El algoritmo ve la curva y dice, ésta se asemeja muchísimo a la de un quiste a partir de las imágenes de la base de datos que ya tenemos. Mediante los cientos de árboles de decisión, determina cuál tipo de cáncer es y en qué fase es más probable que se encuentre”, menciona Julián Ríos.

 

El producto está creado para todas mujeres a partir de los 20 años de edad, las primeras cinco mil piezas se venderán a través de la plataforma evabra.mx, a un costo “bajo”, según su creador, Julián Ríos Cantú, con el fin de que más mujeres lo adquieran y se pueda hacer una mejor base de datos clínicos sobre la población mexicana.

El primer prototipo tuvo una precisión de 93% en base a los datos disponibles de 20,000 imágenes termográficas. Su compañía Higia Technologies ha sumado en un año a 11 personas entre oncólogos, especialistas en inteligencia artificial y creadores de algoritmos.

¿Cómo se utiliza?

Solo se requiere utilizar la prenda entre 60 y 90 minutos por semana para poder tener un resultado, esto a futuro sería compartido con un oncólogo para que la paciente tenga un mayor control de su diagnóstico.

Julián confesó que el desarrollo llevó más de dos años con una inversión de “algunos millones de pesos”, que fueron otorgados por diversos apoyos; sin embargo, aclaró que no pretende recuperar la inversión en los primeros meses, sino recabar más datos para mejorar los algoritmos de detección de patologías. Además destacó que EVA cuenta con muchos aliados estratégicos que van desde empresas, asociaciones, hospitales privados y organismos públicos como el Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS).

Ese es el sueño de Julián Ríos, poner en manos de todas las mujeres este dispositivo que potencialmente podría salvarles la vida.

El brasier inteligente ya realiza pruebas en otros países con la finalidad de expandirse para el año 2018 a naciones como España, Colombia, China y Estados Unidos.