Moda

19.01.2018
Ponte a la moda cuidando el planeta
El plástico que debes dejar usar
19.01.2018
Ponte a la moda cuidando el planeta

TEXTO: ALONDRA PULIDO

 

¿Te has puesto a pensar en la cantidad de productos de plástico que utilizas a diario? Si no lo habías hecho, es el momento perfecto para empezar a hacer, cambiar y cuidar nuestro planeta.

La mayoría de los siguientes productos son utilizados sólo una vez, y posteriormente, terminan estancados en los océanos, lo que afecta el ecosistema de los animales marinos.

Muchos de estos productos son innecesarios y a pesar de que estos pueden ser reciclados, lamentablemente una cantidad muy pequeña puede llegar a reciclarse. Así que si deseas ayudar al planeta, evita estos productos:

 

Botellas de plástico:

Tan solo el 9% de las botellas de plástico se alcanzan a reciclar, esto significa que el resto terminan en el océano o vertederos. Es momento de pensar al comprar una botella si en verdad es necesario, de lo contrario te sugerimos utilizar un termo para tus bebidas, y así, poco a poco ayudaremos al medio ambiente, además de ahorrar.

Popotes:

A pesar de que son difíciles de reciclar y de acumular bacterias, es posible evitarlos. Antes de decidir utilizar un popote de plástico, debes tomar en cuenta que tendrá aproximadamente 30 minutos de vida útil, pero tardará en desintegrarse entre 100 y 500 años.

En caso de ser realmente necesarios opta por opciones más ecológicas hechos de vidrio, acero inoxidable o bambú.

Bolsas de supermercado:

¿Has pensado, dónde terminan las bolsas de plástico que no necesitas? Si piensas que la respuesta es en el océano, estás en lo correcto. Y para ser mas exactos el 80% son arrojadas al mar.

Antes de aceptar bolsas de plástico es importante ponernos a pensar en que también tardan 100 años en desintegrarse y ser más consciente.

Desechables:

Por lo regular estos, son utilizados una sola vez y anualmente se tiran seis millones de toneladas de éstos. Antes de usar desechables es importante pensar si realmente se requiere, trata de evitarlos. Sin embargo. existen alternativas ecológicas que ayudarán a reducir la contaminación, como materiales biodegradables.