Moda

06.07.2017
Los oscar de la moda
Nueva York de anfitrión
06.07.2017
Los oscar de la moda

LA MISIÓN: INSPIRAR

Como cada año en el mes de junio se realizan dos de las premiaciones más importantes para la industria de la moda global; en Nueva York se llevan a cabo los llamados “Oscar de la Moda” es decir los premios del Consejo de Diseñadores de Moda de Estados Unidos (CFDA Fashion Awards) y por otra parte en París se realiza el galardón LVMH (LVMH Prize) que desde hace 4 años premia a los nuevos talentos de la moda internacional.

 

En esta ocasión en ambas celebraciones la moda no fue la única protagonista también lo fue el discurso político y social abanderado por cada uno de los premiados quienes confirmaron que el talento y la creatividad no tiene etiquetas y mucho menos fronteras. En el caso de los CFDA Awards la lista de ganadores estuvo repleta de diseñadores y personajes (no estadounidenses) quienes son las actuales “estrellas” de la industria de la moda en nuestro vecino del norte y quienes están moldeando la cultura popular occidental a través de su trabajo en distintas marcas emblemas del sello All American.

El máximo ganador de la noche fue sin duda el diseñador belga Raf Simons por su trabajo como Director Creativo de Calvin Klein, cargo que ocupa desde agosto del año pasado y gracias al cual se hizo acreedor a los dos premios más importantes de la ceremonia: Diseñador del Año en la categoría de ropa femenina y masculina. Una doble victoria que sólo había sido lograda por el mismo Calvin Klein en 1993 y que confirma no sólo el momento de éxito que vive la firma sino la multiculturalidad que construye a la industria de la moda en Estados Unidos. Además de Simons, la lista de ganadores incluyó a un gran número de inmigrantes y extranjeros como el británico Stuart Vevers Director Creativo de Coach quien ganó la categoría de Diseñador de Accesorios, la dupla conformada por Fernando García (dominicano) y Laura Kim (Corea) quienes desde el año pasado dirigen la firma Oscar de la Renta y por lo cual se hicieron acreedores al premio al Talento Emergente.

Además de la célebre maquillista británica Pat McGrath (Founder´s Award), Demna Gvasalia quien es oriundo de Georgia y es el “chico del momento” en la moda por su trabajo como diseñador en Balenciaga y su propia firma Vetements se alzó con el premio como Diseñador Internacional y la recientemente fallecida Franca Sozzani fue reconocida como Icono de la Moda por su trabajo de casi 30 años al frente de Vogue Italia.

Todos ellos son el claro ejemplo de la multiculturalidad que identifica no sólo a la moda en Estados Unidos sino a nivel global y confirman que la creatividad, el talento y la inspiración traspasan cualquier muro o frontera.

Por su parte en París, el conglomerado de lujo más importante del mundo LVMH (Louis Vuitton Moët Hennessy) por cuarto año consecutivo entregó el premio a los diseñadores emergentes más destacados. En esta edición la ganadora de los 300 mil euros y un año de tutorías del grupo de lujo fue la diseñadora francesa de 25 años Marine Serre quien recibió la presea de manos de Rihanna y ante la presencia del jurado que incluyó nombres como Karl Lagerfeld (Chanel), Nicolas Ghesquière (Louis Vuitton), Marc Jacobs, Maria Grazia Chiuri (Dior) y Riccardo Tisci.

Marine Serre quien fue elegida entre 1,200 concursantes llamó la atención con su primera colección llamada “Radical call for love” que está influenciada por la cultura islámica en respuesta a la ola de xenofobia presente no sólo en Francia sino en el mundo entero. Ya sea en Estados Unidos, en Francia o cualquier lugar del planeta, quienes están forjando la moda tienen mucho que decir y su misión es más relevante que nunca.

Como mencionó Raf Simons al recibir su premio CFDA como diseñador del año “es nuestro deber inspirar y ser un ejemplo para toda la gente, nosotros como creativos debemos ser una inspiración de cómo debe verse el mundo”. Una gran tarea que debe ser tomada con responsabilidad y pasión de parte de cada uno de los que integramos la industria de la moda. A crear e inspirar se ha dicho…