Entretenimiento / Gastronomía

Restaurantes
10.07.2017
Bebida para días lluviosos.
Té Chai Latte.
10.07.2017
Bebida para días lluviosos.

Té Chai Latte.
Bebida para días lluviosos.

¿No te pasa que en estos días de lluvia se te antoja quedarte en casa, viendo películas tomando una deliciosa bebida?

En estos días en los cuales la lluvia se hace presente, el antojo por tomar bebidas calientes también se hace presente, acompañado del sonido de la lluvia y del rico clima, te dejamos esta receta para preparar té chai latte en casa.

Este delicioso chai latte, esta hecho a base del té chai tradicional, es similar a un café con leche hecho con café expresso, pero preparado con leche espumosa y una infusión de té de especias.

Ingredientes.

  • 2 granos enteros de pimienta negra
  • 3 vainas de cardamomo verde aplastadas suavemente con un lado del cuchillo
  • 3 clavos de olor enteros
  • 1 raja de canela
  • 1.27 cm (1/2 pulgada) de jengibre fresco, pelado y en rebanadas delgadas
  • 1 vaina de vainilla raspada con las semillas aparate
  • 1 cucharada de té negro, preferiblemente de Assam
  • 1 1/2 tazas de agua
  • 1/2 taza de leche
  • 1 cucharada de miel o azúcar a tu gusto

Pasos.

1. Mezcla las especias.

  • Mezcla los granos de pimienta, las vainas de cardamomo aplastadas, los clavos de olor, el jengibre, la vaina y las semillas de vainilla y la canela en un tazón.

2. Agrega el agua y deja que hierva.

  • Mezcla las especias y el agua en una cacerola pequeña. Deja que hierva, tápala y cocina la mezcla a fuego lento durante cinco minutos.

3. Agrega el té.

  • Agrega las hojas sueltas del té negro en la cacerola y sigue cocinándolo a fuego lento durante otros cinco minutos. Si no tienes hojas sueltas de té negro, también puedes usar una bolsita de té.

4. Calienta la leche.

  • Mientras el té se esté cocinando, calienta la leche con un vaporizador de leche o con el tubo de vapor de una máquina de café.
  • Vaporizar la leche es un proceso delicado. Si usas un tubo de vapor, mantén sólo una parte de la boquilla debajo de la superficie de la leche durante unos cinco segundos para estirar la leche. Luego debes sumergir la boquilla más adentro para hacer girar la leche como remolino.
  • Sigue vaporizando hasta que la temperatura de la leche llegue a 60 grados Celsius (140 grados Fahrenheit), o hasta que la jarra esté demasiado caliente para sostenerla. Considera invertir en un termómetro de vapor para lograr la temperatura perfecta.
  • Si no tienes un vaporizador de leche, puedes calentar la leche en el microondas o en la estufa.
  • Ten cuidado de no quemar la leche, ya que afectará el sabor del té.

5. Cuela el té.

  • Cuela la mezcla de té en una taza usando un colador de malla fina. Llena la taza a la mitad o a dos tercios de la orilla.

6. Agrégale la leche.

  • Agrégale la leche caliente o la espuma de leche al té, llena la taza.
  • Agrégale azúcar o miel a tu gusto.

Lo cool de preparar esta deliciosa bebida es que puedes tomarla caliente o fría, dependiendo del clima y tu antojo. No te quedes con las ganas y prepara té chai latte, te encantará!