Columnas

06.06.2017
¿Y ahora?… Los fidget spinners
¡La gran sensación!
06.06.2017
Chely Aguilera
Por: Chely Aguilera
chelyly@hotmail.com
¿Y ahora?… Los fidget spinners

 

 

El juguete de moda entre los niños y niñas son los fidget spinners. No sé si seré la única pero de pronto mis hijos me cuentan cosas que no entiendo, así que el otro día mientras manejaba mi hijo me platicó que le urgía comprar un spinner porque estaba muy estresado. Primero pensé que se trataba de un videojuego pero dije, ¿qué tiene que ver eso con el estrés? Así empezó nuestra búsqueda. 

Lo encontré donde menos pensé, ya que los vendían afuera de una competencia, entre algunos artículos deportivos. De pronto gritó: “Mira mamá, un spinner, por fin”. Y no pidió, suplicó que se lo compráramos y hasta ofreció sacar su domingo si era necesario. Cuando mi hija lo vio también pidió uno, así que volvimos al día siguiente.  

Para quienes no los conocen, el mecanismo es muy sencillo, se trata de un pequeño juguete con un rodamiento central que sirve para hacerlo girar a gran velocidad y por un tiempo prolongado. 

Es el tema entre las mamás y los niños, resulta que los venden en todos lados, desde San Juan de Dios hasta en Liverpool o Amazon, de todos precios, colores y hasta los más sofisticados con luces LED que encienden automáticamente al girar. 

Lo interesante de este juguete, que es uno de los más vendidos, y que ha puesto a girar a niños, jóvenes y hasta algunos adultos, es que tiene efectos terapéuticos pero, ¿qué tan cierto será que tienen beneficios?

Como mamás estamos obligadas a informarnos antes de comprar. Aunque a veces primero tienen los juguetes y luego investigamos. Quienes los fabrican aseguran que son dispositivos excelentes contra la ansiedad, autismo, hiperactividad, estrés y mejoran la concentración. 

Lo que yo encontré en diferentes sitios es que no hay evidencia científica que lo demuestre, aunque supongo que tampoco les hace mal.  

Solo es un juguete de moda y es probable que estos beneficios de los que se hablan pudieran ser parte de una estrategia de mercadotecnia que -obviamente- les está funcionando. Regularmente los niños no piden un juguete por los beneficios que tiene, simplemente es porque les divierte. 

Supongo que es como cuando llegabas a la escuela y todos traían yo-yo o trompo. Todos los quieren y muchos hasta lo hacen girar no solo en sus dedos sino también en su nariz con nuevas habilidades y trucos que puedes encontrar en youtube. Su función es divertir, entretener y vaya que lo está logrando. Sus precios, para que no los sorprendan, van entre 60 y hasta 300 pesos, todo depende del material y marca. Tú, ¿ya tienes tu fidget spinner?

 




Cargar
más columnas