Columnas

05.06.2017
Todo sobre le virus Inmunodeficiencia Felina (FIV)
¡Entérate!
05.06.2017
Centro Cultura Animal
Por: Centro Cultura Animal
ccanimal.info@gmail.com
Todo sobre le virus Inmunodeficiencia Felina (FIV)

 

 

Es una enfermedad infecto-contagiosa que afecta a los felinos. Es producida por un virus inmunosupresor que favorece la aparición de enfermedades secundarias. Es conocido por sus siglas FIV, se ha potencializado su conocimiento debido a la gran similitud con el VIH, causante del SIDA humano.

Contagio.

El FIV se distribuye por todo el mundo, siendo en la mayoría de los casos los gatos vagabundos o de vida incontrolada los que contraen y diseminan la enfermedad.

Por lo general, el gato sano se contagia por mordiscos de gatos infectados, incluso si el gato portador está aparentemente sano.   

La actividad sexual, también es un factor de riesgo, por lo mismo la probabilidad de contagio aumenta en gatos (hembras y machos) no castrados. 

Menos frecuentes son el contagio por contacto directo entre gatos y transmisión de madre a hijos. En éste último caso, estudios demuestran que la hembra debe estar en fase aguda de infección durante la gestación o la lactancia y el contagio se produce a través de la leche o bien por ingestión de sangre en el momento del parto.

Síntomas.

  • Fiebre.
  • Pérdida de apetito.
  • Pelaje empobrecido, sin brillo.
  • Infecciones e inflamación de encías (gingivitis).
  • Infecciones crónicas o recurrentes de la piel, del tracto urinario y del sistema respiratorio.
  • Diarrea persistente.
  • Inflamación del tejido conjuntivo, es decir el área de los ojos (en algunos casos, no siempre aparece).
  • Pérdida de peso lenta pero progresiva que acaba en un grave enflaquecimiento a medida que avanza la enfermedad.
  • Incremento del riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, como linfomas (aunque ese riesgo siempre es mayor en el caso de gatos infectados de Leucemia).
  • Aborto y problemas reproductivos en gatas fértiles infectadas.
  • En algunos casos, aun no siendo tan frecuente: convulsiones, deterioro mental y otros desórdenes neurológicos.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico lo realiza un Médico Veterinario mediante la detección de anticuerpos por pruebas inmunocromatógenas rápidas. Hoy en día existe un “test rápido” que nos ayuda a detectar a  la vez, antígenos de leucemia felina y anticuerpos de FIV, de ésta manera nos permite hacer un diagnóstico diferencial de ambos procesos. 

Es importante acudir a tu Médico Veterinario de cabecera al notar cambios en tu gato para hacer las pruebas correspondientes y tener un diagnóstico a tiempo.

Tratamiento.

Los tratamientos constan de fármacos antivirales e inmunomoduladores. Pero hay que tener en cuenta que el tratamiento no elimina el virus, por lo que el gato sigue infectado. Lo único que se consigue con éstos tratamientos es la calidad de vida de los felinos.

Prevención.

En la actualidad no existen vacunas contra el virus, por lo que la primera medida preventiva a tomar es no dejar que los gatos salgan a la calle para evitar mordeduras de gatos contagiados. 

Es conveniente la castración para evitar peleas. Para retrasar el inicio de la enfermedad es recomendable una dieta de alta calidad, el control de parásitos y mantener una higiene adecuada para la prevención de enfermedades secundarias. Así como un calendario de vacunación adecuado y vigente, ya que su sistema inmunológico está comprometido. 

¡Recuerda!

  • El Virus de Inmunodeficiencia Felina (FIV) es un virus con gran similitud al VIH que origina el SIDA en humanos, de ahí el porqué se le conoce coloquialmente como “SIDA Felino”.
  • Es un virus que se transmite regularmente por mordidas de gatos portadores, por contagio sexual y muy rara vez de madre a hijos.
  • La detección temprana del virus nos ayuda a evitar enfermedades secundarias.
  • El tratamiento es de por vida.
  • Un gato infectado puede ser controlado con medicamento pero jamás curado en su totalidad.
  • Si tu gato es positivo a FIV mantén su calendario de vacunación vigente para evitar enfermedades secundarias.
  • Una dieta de alta calidad nos ayuda a que su sistema inmunológico se mantenga fuerte.



Cargar
más columnas