Columnas

08.08.2017
IMAGEN URBANA
08.08.2017
Diego García
Por: Diego García
IMAGEN URBANA

Es indignante como el crecimiento de la ciudad ha venido deteriorando la imagen urbana de la ZMG.
    Las principales avenidas se han convertido en catálogos de anuncios: luminosos, lonas, acrílicos, acero inoxidable, altos, chaparros, gordos, flacos, entre otros. Es una zona de guerra comercial lo que sucede en las principales zonas como Av. Chapultepec, Av. México, Av. López Mateos, Zona Centro y varias más. La imagen urbana no existe o queda oculta detrás de tanta basura publicitaria.


    No debe de seguir creciendo así la ciudad, en verdad es indignante ver como nacen nuevos comercios sin un orden urbano, sin códigos de construcción claros, sin una legislación que indique paletas de materiales para generar una imagen uniforme en los distintos barrios. Cada quien pinta, decora, adorna su banqueta a su gusto; jardineras, empedrado, concreto estampado, incluso el colmo de ver pisos cerámicos, las aceras se vuelven un collage con ciertos tintes cómicos. Nadie parece tener el interés de convivir con el predio vecino, cada edificio busca destacar en su zona, sin importarle el barrio en general.


    Esta idea de individualismo crece cada vez más en nuestra sociedad, no se camina como una sociedad unida, y eso se ve claramente reflejado en la imagen urbana de la ciudad. Se necesita mano fuerte y reglamentos de construcción claros para las nuevas construcciones, reglamentos que vean por una imagen de ciudad, no que simplemente indiquen alturas y densidades, se requieren normas precisas que indiquen materiales permitidos (locales de ser posible), tipografías en los letreros comerciales, colorimetría, referencias con las fincas vecinas y uniformidad en el espacio público (banquetas, jardineras).


    La ciudad no debe de continuar creciendo con criterios individuales de estética urbana, se debe de poner ojo a este tema si no queremos que nuestra ciudad siga siendo un desorden morfológico y un telón para carteles publicitarios, ya que una buena imagen urbana permite a los ciudadanos crear empatía con su barrio y los lleva a sentirse identificados con su entorno.




Cargar
más columnas