Columnas

Topicality
27.02.2019
Tratando con gente insoportable ¿Qué hacer?
Miriam González
27.02.2019
 Tratando con gente insoportable ¿Qué hacer?

“Trabajar con gente es la mayor satisfacción para un líder, y también su mayor frustración.” - Rick Warren

La pregunta que quisieras que te respondieran de forma efectiva cuando más paciencia te urge: ¿cómo trato con esta persona que me parece tan insoportable? Y me enfocaré en personas que consideramos difíciles o problemáticas, tanto en la familia, trabajo, círculo social, etc. Tal vez sientes que esa persona en específico te trata mal, se te opone cruelmente, te reta o compite contigo (en mal plan), te intenta hacer sentir menos o simplemente requiere más paciencia de tu parte que cualquier otra persona en el mundo… sea como sea, le consideras alguien difícil e insoportable. Pero ¿qué hacer y qué es lo más sabio y más conveniente? ¿cuál es realmente un buen consejo para estos casos? 

Hace unos años hablaba con algunos de mis jefes acerca de una persona que yo no soportaba y no podía ver ni en pintura ¡lo prometo!  Sólo el saber que esa persona estaba cerca me causaba que el estómago se hiciera bolita y empezaba a sentir algo muy fuerte y feo por dentro llamado coraje, enojo y resentimiento. Mis jefes son muy sabios, son de ese tipo de personas increíbles que no fácilmente te encuentras, son valientes e inteligentes. La vida, el matrimonio y sus hijos les han llenado aún de más amor y empatía para con la gente, ojalá todos fuéramos así. Ellos viven la vida procurando paz y paciencia con otros, por eso les admiro tanto. Entonces yo muy decidida, fui a pasarles el dato de que varios se quejaban de esta persona y que nadie se sentía agusto estando cerca de él porque actuaba de forma cruel y altanera; obviamente me sentí muy satisfecha contándoles cómo esta persona se comportaba de forma grosera y cómo hablaba y trataba a los que estuviéramos cerca. Me escucharon muy atentos, y me comentaron que ellos como sus líderes harían su parte y hablarían con él ¡PERO! que YO también tenía que hacer mi parte. Obviamente yo me quedé con cara de ¿Qué? ¿Y yo por qué? ¿Cómo que mi parte ?

A todos nos ha sucedido, hemos tenido que convivir con alguien que tachamos de persona insoportable, la cual nos desespera, nos incomoda o nos ha lastimado profundamente y parece no darse cuenta. Tal vez nos tocó trabajar con alguien así, o tu jefe es así, o en tu bolita de amigos hay alguien así o peor aún, tal vez sientes que te casaste o vives con alguien así.  

Te quiero pasar un poco de la sabiduría que me compartieron mis jefes aquella vez y también de lo que he podido aprender a lo largo de la vida: 

  1. Quien lastima a otros es porque ha sido lastimado. Antes de responderle o de intentar vengarte del que te lastimó, piensa que realmente esa persona está tan herida, que se la vive hiriendo y ofendiendo a otros. Eso ya cambia un poco la perspectiva. Una persona que busca dejar en ridículo a otros es una persona con miedo interno. Hay pocas cosas que nos afectan tanto a los humanos como el hecho de que nos dejen en ridículo, es por eso que mucha gente insegura por dentro y con problemas sin resolver, va a buscar ridiculizar, ofender o hacer quedar mal a otros. 
  2. Confronta en privado a quien te ha ofendido. Cuando alguien se comporte insoportable u ofensivo, sobre todo si es en tu trabajo o contexto social, no lo andes gritando a los cuatro vientos. Lo realmente maduro es ir directamente con la persona y EN PRIVADO hacerle saber que te ha lastimado. Este punto es muy delicado, pues van a haber personas que reaccionen a tu confrontación pidiéndote perdón y tratando cambiar, pero va a haber otros casos donde ni siquiera lo acepten y se sientan atacados; para esto, te recomiendo que antes de confrontar a alguien analices tus verdaderas intenciones, además que pienses bien lo que vas a decir y anticipar escenarios. También te recomiendo que leas y estudies sobre resolución de conflictos y confrontación sana.
  3. Alguien maduro busca la paz y pone límites sanos. Sí, a veces va a ser necesario alejarnos en paz de algunas personas.
  4. Practica más y más la paciencia y la sabiduría. Nunca te vas a graduar en esto, es algo del día a día. 
  5. Los líderes respetan a sus oponentes. Respeta y procura ser amable aunque ellos no te respeten ¿por qué? Por el simple hecho de que son seres humanos, y porque nunca nadie ha ganado al vengarse, es solo una anestesia temporal, y el ciclo se sigue repitiendo: Lastimado lastima a otros. Ganar de verdad es no caer en su juego, confrontar (cuando es necesario y pertinente), madurar, perdonar y aprender de cada experiencia desagradable. 

No se trata de andar solapando a la gente que hace cosas incorrectas, creo que nuestro deber como humanos es estar a favor de hablar la verdad, pero cuando te intentas poner en los zapatos de aquellos que te han ofendido o lastimado, comprenderás que tienen un contexto y un pasado que los ha moldeado en personas no muy gratas. Esa era mi intención al escribir esta columna, que pensemos más allá, que reflexionemos fuera de los sentimientos antes de responder o incluso de vengarnos de alguien insoportable. Sé que puede ser frustrante tratar con algunas personas, así que respira, ten paciencia y analiza bien lo que harás. Espero que conforme vayamos aprendiendo juntos, se te abra un poquito más el corazón, y que la gente con la que vives tu día a día o la gente que lideras pueda decir de ti lo mismo que yo dije de mis jefes: Es una persona increíble que admiro, estoy agradecido por su vida y ejemplo. Ojalá todos fuéramos así.

Por cierto, terminé confrontando (de forma sana y pacífica) a la persona que me ofendía. En esa misma charla me confesó sus sentimientos de inferioridad y de dolor por experiencias de rechazo del pasado que lo llevaron a desarrollar un carácter muy duro; me puse en sus zapatos, hablamos cara a cara y nos pedimos perdón mutuamente, hoy en día seguimos en paz y cada quien creciendo en su área. Yo te aseguro que los buenos finales sí existen, pero uno los tiene que fomentar. 

Haz tu parte. Además, ¿quién nos asegura que nosotros no seamos los insoportables para alguien más?