Columnas

Topicality
08.03.2019
La liberación femenina con Rosalía
La Melómana Roja
08.03.2019
Liz Moreno
Por: Liz Moreno
lizbeth.morenocano@gmail.com
La liberación femenina con Rosalía

FOTO: THE NEW YORK TIMES

 

"A ningún hombre consiento que dicte mi sentencia."

Así inicia la última canción de El Mal Querer, segundo álbum de la cantante española Rosalía, quien en el 2018 se convirtió en un ícono internacional en la música por su propuesta extravagante.

Qué tiempos tan importantes estamos viviendo, en los que las estructuras patriarcales que la sociedad tiene muy arraigadas comienzan a desmoronarse. Pero esta columna no va a hablar de feminismo, (no del todo, al menos) sino que me enfocaré en el poderoso álbum de Rosalía y porque es tan importante reconocer a esta mujer precisamente hoy, en el Día Internacional de la Mujer.

Rosalía es la cantante que más Latin Grammys ha ganado en la historia de España por su segundo disco, El Mal Querer, el cual es un trabajo conceptual que a través de 11 canciones te cuenta la historia de una mujer, su esposo y su relación conflictiva. Ella basó su trabajo en el libro del siglo XIII Flamenca, que cuenta la historia de un hombre que es consumido por los celos y encierra a su bella esposa para que esté lejos de las miradas de los hombres que puedan apartarla de su lado. ¿No les suena a algo que pasa actualmente?

VIA: TUMBLR

La cantante trae esta historia de dolor, miseria y sufrimiento a la vida mezclando géneros urbanos con el flamenco que tanto la caracteriza desde su primer trabajo publicado, pero también incluye elementos propios de su lugar de nacimiento, tales como las motocicletas y camiones de carga presentes en la mayoría de sus videos musicales, elementos gitanos como amuletos y rosarios, y las palmas flamencas que no faltan en sus canciones más icónicas.

Pero no todo es malo dentro del universo de El Mal Querer. Si bien, durante el álbum sufrimos con la protagonista de esta historia en BAGDAD (Cap.7: Liturgia), renegamos con ella por su suerte con RENIEGO (Cap.5: Lamento), experimentamos los celos y la falta de raciocinio del esposo con PIENSO EN TU MIRÁ (Cap.3: Celos) y DE AQUÍ NO SALES (Cap.4: Disputa) y deseamos la libertad en MALDICIÓN (Cap. 10: Cordura), también hay momentos en los que Rosalía expresa la felicidad ingenua de nuestra querida Flamenca al casarse con el hombre que le traería tantas penas en QUE NO SALGA LA LUNA (Cap.2: Boda), el deseo sexual que siente con DI MI NOMBRE (Cap.8: Éxtasis) y nos empoderarnos con su libertad en el último track del disco, A NINGÚN HOMBRE (Cap.11: Poder).

Durante los treinta minutos que dura El Mal Querer me he visto identificada con Flamenca y su terrible historia. No sé cómo sean las cosas en España, pero sé que al menos aquí sí me he sentido presa. No sólo presa en una relación (que sí me ha pasado pero no a tal grado), sino también presa dentro de esta sociedad machista que quiere imponer sobre las mujeres roles y cargas que nos han dicho hasta el cansancio que nos corresponden, cuando no es así.

VIA: TUMBLR

Qué importante es para nosotras tener a iconos tan fuertes e independientes como Rosalía, quien se ha convertido en un estandarte de la liberación femenina y con su música nos ha dado la fuerza para poder decir: hasta aquí. Hasta aquí de abusos, de celos, de humillaciones y de muertes. Hasta aquí llegaron los que nos hicieron tanto daño.

Recomiendo ampliamente a Rosalía y a El Mal Querer, no sólo por todo lo anterior comentado, sino por la maravillosa composición de imágenes que envuelven el álbum, el manejo de voz impecable de la cantante y la experimentación entre canciones, samples y colaboraciones desde el músico español El Guincho, Rossy de Palma y hasta Justin Timberlake.

Escuchen con atención a Rosalía, empápense de su cultura gitana y comprendan cada una de las letras para entender lo que miles de Flamencas viven a diario y saber distinguirlo cuando llegue el querer. Y el querer te va a llegar finalmente, sea buena o malamente. ¡Tra, tra!

 

Hola, gracias por leerme.
Puedes seguirme en redes sociales y enviarme tus comentarios a:

Twitter: @mellamanlizzie

Instagram: @lizziem_oreno

¡Qué viva la música!