Columnas

Topicality
04.02.2019
Irrelevante el medio tiempo del Super Bowl LIII
La melómana roja
04.02.2019
Liz Moreno
Por: Liz Moreno
lizbeth.morenocano@gmail.com
Irrelevante el medio tiempo del Super Bowl LIII

FOTO: INFORMADOR

 

Antes de iniciar, quiero hacer constar que no sé nada sobre futbol americano, no me interesan los equipos y que lo poco que pude entender sobre el partido celebrado el domingo fue gracias a que mis primos estaban ahí explicando por qué estaba tan aburrido. Dicho esto, hablemos sobre lo que nos compete: la presentación de Maroon 5 en el medio tiempo del Super Bowl LIII.

Qué fiasco.

Está bien, tal vez no fue tan decepcionante como sonó en el párrafo anterior. He de admitir que, mientras lo veíamos en casa de mi hermana, disfrutando de las bebidas y las botanas, sí me entró la nostalgia y la emoción de escuchar al siempre guapo Adam Levine cantar las clásicas She will be loved y This love que me hacían enloquecer cuando era una pequeña que no entendía inglés pero sí entendía que el vocalista estaba guapísimo; pero seamos honestos, no fue espectacular.

Ni las breves presentaciones de Travis Scott y Big Boi, tampoco el pequeño, pequeñísimo homenaje a Stephen Hillenburg con la aparición de Bob Esponja, ni mucho menos que Adam Levine desnudara su torso poco a poco con cada canción que interpretaba fue suficiente para que el público presente en el estadio Mercedes-Benz en Atlanta, Georgia, ni los miles de televidentes que observaron el encuentro de los Rams contra los Patriots se emocionaran como lo han hecho en anteriores ocasiones.

FOTO: INFORMADOR

Pero, ¿por qué fue tan decepcionante?

Maroon 5 hizo lo que pudo con lo que tuvo, pues fue muy conocido que la agrupación se vio en aprietos para conseguir acompañantes que quisieran interpretar a su lado debido a la polémica racial en la que desde hace más de dos años está involucrada la NFL a causa del jugador Colin Kaepernick, quien en agosto del 2016 se arrodilló durante el himno estadounidense en protesta por la brutalidad policial en la que se ve afectada la comunidad afroamericana en Estados Unidos, pero este acto sólo logró que Kaepernick no pueda ser contratado para jugar en ningún equipo profesional desde marzo del 2017 a causa de un supuesto boicot, además de que la NFL ahora obliga a los jugadores a mantenerse de pie durante el himno, censurando la lucha de él y otros que se han unido a la causa.

Algunos aficionados al deporte esperaban que se demostrara el apoyo a Kaepernick en algún momento, pero durante los casi catorce minutos del número musical del medio tiempo, no hubo ninguna muestra de empatía por parte de los intérpretes.

El show de medio tiempo del Super Bowl LIII pasará a la historia como uno de los más irrelevantes que han transcurrido por el magno evento deportivo. Esperemos que el próximo año por fin se resuelvan los conflictos dentro de la organización y nos ofrezcan un espectáculo digno de un Súper Tazón. ¿Tal vez un poco de representación latinoamericana? Está bien, no seamos muy ambiciosos.

Puedes ver el show aquí y darme tu opinión:

 

 

Hola, gracias por leerme.
Puedes seguirme en redes sociales y enviarme tus comentarios a:

Twitter: @mellamanlizzie

Instagram: @lizziem_oreno

¡Qué viva la música!