Columnas

Topicality
26.04.2017
¿Cómo empezar tu negocio sin (casi) dinero? ¡3 pasos para lograrlo!
Sé todo un emprendedor.
26.04.2017
 Emmanuelle Brunet
Por: Emmanuelle Brunet
eb@consultoriaeb.com
¿Cómo empezar tu negocio sin (casi) dinero? ¡3 pasos para lograrlo!

 

 

Estás súper emocionado por empezar un negocio. Ya tienes el concepto definido o sólo estás fascinado con la pura idea de iniciar la aventura de emprender. Estás dispuesto a tomar riesgos, como renunciar a tu trabajo actual o no tener ingresos durante un rato. Pero un pequeño detalle te está frenando: No tienes dinero para arrancar…

Al parecer es un problema muy grande, pero fíjate que no! Contar con muy poco capital inicial no debería ser el elemento que detenga tus sueños. Efectivamente, es totalmente posible empezar y crecer un negocio con bien poquito inversión personal, siempre y cuando sabes lo que haces!

POR QUÉ UN NEGOCIO NECESITA DINERO?

Vamos revisando por qué un negocio necesita dinero? Pero antes de eso, es importante saber que no hay un costo fijo que aplica a cada creación de “startup”. Cada negocio, industria o giro tiene sus propias necesidades. Así que primero, tienes que proyectar cuanto dinero necesitarías antes de iniciar en sí tu empresa. De ahí, ya puedes buscar las alternativas posibles para empezar tu negocio. 

QUE DEBES DE CONSIDERAR?

  • Licencias y permisos: Dependiendo de tu región, puede ser que necesites un permiso especial o un registro especial para poder operar. 

Ejemplo: quieres poner un café, un bar, un restaurante, una farmacia… por cada uno existe un permiso especifico.

  • Materiales: Necesitas comprar materia prima, computadoras?...
  • Equipo: Necesitas una maquina especial o un software para poder gestionar tu negocio? 
  • Oficina/bodega/local: Es un costo muy fuerte porque debes de considerar el mobiliario, el Internet y gastos comunes de luz y agua más, en ciertos casos, la decoración…
  • Asociaciones, suscripciones o membresías: A que publicaciones o asociaciones de networking (las cuales son muy de moda) te vas inscribir cada semana o mes?
  • Los gastos de operación: debes de considerar la nómina, la renta y demás gastos fijos, la comercialización y los costos en marketing…
  • Los gastos legales: registro de marca, patentes, dependiendo de tu tipo de empresa, gastos de notarios, inscripción al registro mercantil…

Analizando esos elementos, cómo lograr emprender sin dinero? Pues tienes tres opciones:

 

OPCIÓN 1: Reduce tus gastos:

Tu primera opción es cambiar tu modelo de negocio para que necesites menos de lo que habías proyectado. Por ejemplo, revisa bien si necesitas desde el inicio oficinas físicas - puedes empezar a trabajar desde tu casa y solo tener oficinas virtuales -, revisa si puedes esperar antes de contratar a empleado y si puedes iniciar como persona física con actividad empresarial o como RIF (Régimen de Incorporación Fiscal) en vez de sociedad…Revisa cuales son los gastos que puedes ir disminuyendo para que puedas iniciar de una vez tu negocio!

OPCIÓN 2: el Borrador:

Tu segundo opción es de caminar antes de correr. En otras palabras, empieza con la pura idea base de tu negocio. Puedes lanzar un blog y un servicio de nicho ya que reduciendo su alcance, su audiencia y su beneficio, obtendrás una visión primaria de lo que podrá ser tu negocio. Si puedes comenzar como único empleado, mejor! Te evitarás algunos de los mayores gastos de inicio sin mencionar que disfrutarás de una situación fiscal más sencilla! 

Cuando uno empieza su negocio poco a poco, tiene sus ventajas ya que te permite tener una visión más certeza de donde ir y como hacer para que tu negocio crezca. Te ahorra también varias errores y aún si cometes algunas (porque sí cometerás) te cuestan mucho menos dinero!

OPCIÓN 3 : las Fuentes de financiación:

Te diste cuenta que no es posible rebajar gastos o empezar con lo básico, por lo que tienes que conseguir el dinero necesario para arrancar tu negocio! Entonces tu tercera opción es de encontrar inversionistas externos. Hay docenas de maneras de aumentar tu capital a través de terceros incluso cuando tu no aportas casi nada! Ahí te van unos ejemplos: 

  • Amigos y familiares: no la mejor opción pero no la descartes, puede ser interesante porque te pueden prestar sin intereses o simplemente querer invertir para generar futuros ingresos pasivos. Nada más, ten mucho cuidado al momento de pedirles ayuda y asegúrate de ser muy profesional. Aun si son de confianza, preséntales tu modelo de negocio y proyección financiera para  mostrar seriedad en tu proyecto e evitarte conflictos futuros innecesarios. 
  • Los inversionistas ángeles: ellos me encantan! No son muy fáciles de obtener pero si lo logras, estás del otro lado! Los inversionistas ángeles son personas que disponen de mucho dinero y tienen como hobbies apoyar ideas de negocio que todavía no se han llevado a cabo. Por lo general, invierten a cambio de un porcentaje de la empresa, pero vale mucha la pena ya que ellos gozan de mucha experiencia y te pueden dar unos consejos que no tienen precios.
  • Capitales de riesgo: ellos son muy parecidos a los inversionistas ángeles pero en vez de ser individuos en sí, son generalmente asociaciones u organizaciones y tienden a explorar empresas que ya existen. 
  • Crowdfunding: cada vez más popular, hoy en día, el crowdfunding o micromecenazgo es un tipo de financiación colectiva: un grupo de gente financia iniciativas de otras personas u organizaciones. Así que si tu idea es buena y muy bien trabajada, tienes mucha chance de atraer a los inversionistas!
  • Subvenciones y préstamos del gobierno: Que sean agencias gubernamentales nacionales o regionales como el Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM) o el Fondo Jalisco de Fomento Empresarial (FOJAL), esas agencias existen únicamente para ayudar a las pequeñas empresas a crecer. Muchos ofrecen préstamos y subvenciones para apoyarte a emprender.
  • Créditos bancarios: esa opción debe de ser tu última alternativa, de hecho no la recomiendo en ese caso mejor esperar pero si tu historial crediticio te lo permite puedes abrir un línea de crédito bancaria. Ojo, siendo negocio nuevo el único crédito que te puede otorgar el banco es un crédito personal así que revisa bien las condiciones generales del crédito, asegúrate de  que las tasas estén fija y en peso para evitarte futuros problemas! 

Con una o varias de estas tres opciones, debes ser capaz de reducir tu inversión financiera personal a casi nada. Obviamente puedes llegar a tener que hacer algunos que otros sacrificios, como comenzar sólo o con el mínimo de socios, asumir la deuda… pero si crees en tu idea de negocio, y no quieres quedarte con remordimientos toda tu vida, la única manera que veas si va a funcionar es INICIANDO! Ya sabes ahora que el dinero no puede ser un pretexto! Es un obstáculo sólo si tu lo decides! Así que con planeación, trabajo y mucha actitud, puedes empezar tu negocio casi sin dinero!