Columnas

Topicality
05.10.2017
13:14
La tragedia que unió al país
05.10.2017
 13:14

13:14 la hora que despertó al país. El pasado 19 de septiembre la tierra habló y sacudió al centro del país con una fuerza descomunal, uno de los terremotos más intensos que se han registrado en suelo nacional, un evento que no reconoce barrios ricos ,ni barrios marginados,  un evento que no reconoce clases sociales, que es indiferente ante hombres y mujeres, que no distingue religiones, un evento que no discrimina.  Dicho sismo, sacó a la luz a un México irreconocible en los últimos años, un país unido, un país decidido a salir adelante, un país con la convicción de ayudar a quién se tenga a un lado, un país que desea un bien común.

 

 El sismo ha dejado a la nación en estado precario, mucha gente se ha quedado sin hogar, familias que no volverán a ser familias, padres que no volverán a ser padres y niños que no volverán a ser niños y se convertirán en jefes de familia. Toda esa gente requiere a un país unido y decidido a levantarse, día a día. México se debe levantar con toda su fuerza, esa fuerza que ha mostrado tanta gente solidaria en las calles. Pasan los días y no dejo de asombrarme por el apoyo tan fuerte que ha existido en la sociedad civil mexicana, sin importar razas, color, religión, lengua y mucho menos clases sociales.  La sociedad se ha levantado en unión fraternal. 

 

Este terrible evento ha marcado al país para siempre, ha dejado una huella en todos sus ciudadanos, una huella que también dejará amor entre los mexicanos,  un amor que tanto se necesita en tiempos tan complejos para el país; en tiempos de una inestabilidad política insostenible y repudiable, de una inseguridad aterradora y en tiempos de gran fragilidad social. El terremoto ha dado un nuevo rostro a la sociedad mexicana, un rostro que exige a las autoridades  que hagan su trabajo,  una sociedad que no quiere más abusos por parte de sus gobernantes, una sociedad que persigue el sueño de tener un mejor país, una sociedad que abrió los ojos y que no piensa cerrarlos nunca más.