Columnas

Lo green está in
18.07.2018
#SinPopote y otras cosas menos, por favor.
Centro Cultural Animal
18.07.2018
Centro Cultura Animal
Por: Centro Cultura Animal
ccanimal.info@gmail.com
#SinPopote y otras cosas menos, por favor.

 

Es una realidad que los océanos se han plagado en las últimas décadas de plástico y desechos no biodegradables; con consecuencias desde la alteración en la vida de los ecosistemas hasta el sorprendente e increíble nacimiento de “islas” de plástico, como en el caso en el océano pacífico norte, del tamaño de países enteros, con más de 100 millones de toneladas de desechos flotando.

Especialistas advierten de la gravedad de la situación, quienes nos recuerdan que todo tipo de vida conocido y viviente hasta hoy, tuvo su origen en el agua, por lo que esto podría afectar la relación con la vida y su evolución, además que dentro de los contextos productivos y de sobrevivencia la mitad de las actividades económicas dependen directa e indirectamente del mar.

 

 

También esto es un problema de salud, pues los residuos del Pacífico no están juntos, sino que flotan relativamente dispersos y se degradan lentamente, liberando en ese proceso partículas y nanopartículas de elementos tóxicos que son ingeridos por diversos organismos y especies marinas que, con el tiempo, llegan nuestras mesas.

Debido a esto han surgido movimientos e iniciativas donde se rechaza el uso del popote en establecimientos, restaurantes y sitios de consumo de bebidas principalmente. Hemos visto que en algunas ciudades, se ha legislado en congresos locales para prohibir que se incluyan como parte de la oferta en los productos y servicios de estos lugares.

Sin embargo, el asunto debe tomarse con mayor relevancia más allá de campañas seguidas por iniciativas en redes sociales, debemos voltear a ver que nos dicen los expertos en el tema y sobre todo analizar el consumo y hábitos personales, familiares y dentro de nuestros lugares de trabajo y actividades cotidianas.

De acuerdo con información de la organización Ocean Conservancy, la mayor presencia de esta basura en el agua de los mares, son las colillas de cigarro, seguidas por envolturas de comida empaquetada, principalmente de comida rápida y chatarra. Esto nos lleva a replantear los hábitos y prácticas desde otras perspectivas. La eliminación del uso de los popotes es un inicio necesario, pero debemos ir más allá.

 

 

Podemos comenzar por analizar una premisa con dos puntos importantes: Las dos principales causas de la contaminación, son principalmente productos que dañan la salud humana, seguido por problemas de contaminación, alteración de los ecosistemas y riesgo de alimentación deficiente y pérdida de productividad económica, por lo que esto podría representar una crisis severa para la cultura humana en general. En resumen, estamos llevando prácticas de consumo poco saludables y sostenibles para la vida humana y el planeta en general.

No cabe duda que la transformación y la transición hacia entornos más saludables y sostenibles, comienzan en las prácticas individuales. También es necesario que los congresos legislen como es en el caso de los países de Europa, la prohibición de empaque de plástico de un solo uso o desechables.

Comencemos entonces con una revisión personal y la búsqueda de probables formas de consumo más conscientes y equilibrados que no impacten en este importante problema. Es un hecho también, que no se dejará de consumir, sin embargo, podemos trasladar los productos hacia insumos biodegradables o más amigables para el medio ambiente y en especial del agua de los océanos.