Columnas

Life style
28.05.2018
¿Y si pudiéramos regresar el tiempo?
Cosas que sólo sabes si es que te fuiste de intercambio
28.05.2018
¿Y si pudiéramos regresar el tiempo?

Llegó el momento más difícil de todo el intercambio, decirle adiós a todos esos amigos, lugares y costumbres que parecían tan extraños cuando llegamos, pero que al final se hicieron tan cercanos que se convirtieron en nuestra casa. Es cuando recordamos e intentamos reflexionar sobre el por qué teníamos tanto miedo de vivir esta experiencia que terminaría siendo el parteaguas más importante para comenzar por fin a conocernos y definirnos como personas adultas.

Es difícil también aceptar que al único que beneficia esta nueva experiencia es a ti, que tú eres el que disfrutará y aprenderá; pero que al mismo tiempo tus papás, hermanos y amigos están tristes por tu partida. Esa despedida en el aeropuerto donde todos tienen un nudo en la garganta por la angustia de que no estarás por un tiempo, pero que al mismo tiempo sonríen y te dicen que aproveches cada instante. Y tú sintiendo un agujero en el estomago porque sabes que los extrañarás combinado con los nervios de que llegarás a un lugar donde no conocerás absolutamente a nadie; pero al mismo tiempo sabes que es algo que tú decidiste.

Estas son algunas de las cosas que solo comprenderás si viviste o estás viviendo un intercambio…

1.- Extrañas más que nunca la comida de tu casa.

2.- Cada que dices ser mexicano/a te contestan diciendo: ¿Tacos?, ¿Tequila?, ¡Aaaaandale!

3.- Te emocionas cada que escuchas a alguien hablar tu idioma.

4.- Valoras más que nunca todo lo que hace tu mamá por ti… (lavar la ropa, cocinar, tener la casa limpia, animarte, etc)

5.- Te emocionan diciéndote que te llevarán por unos tacos y te das cuenta que son más falsos que ningunos.

6- No te importa pasar 15 horas en un bus y compartir habitación con tal de viajar lo más posible.

7.- Adiós a los antojitos de en la tarde (siempre ahorrando lo más que se pueda).

8.- Algunas veces, aunque sea tu mismo idioma no comprendes las clases y sientes que todos hablan en chino.

9.- Se vuelve normal comenzar la fiesta después de las 2 de la mañana.

10.- Te das cuenta de que es más difícil la despedida de estas nuevas personas, que lo que creíste que fue la despedida de tu familia.

Da miedo dejar la que fue tu casa por estos seis meses, pero cuando comprendes que lo único q te llevas es lo vivido....empiezas a vivir lo que te quieres llevar.