Columnas

Life style
11.04.2018
TANYA MELÉNDEZ
V.1
11.04.2018
Álvaro Valadez
Por: Álvaro Valadez
alvaro@gentebien.com.mx
TANYA MELÉNDEZ

Tanya Meléndez es una mujer apasionada del arte y de la moda, su visión y disciplina han sido determinantes en el complejo camino al éxito de esta mexicana radicada en Nueva York. Desde hace varios años, Tanya Meléndez es la Curadora en Jefe de Educación y Programas Públicos en el Museo del Instituto Tecnológico de la Moda (MFIT), el único museo de Nueva York enfocado 100% a la moda.

Invitada a Guadalajara por Talent Land y SCAL Comunicación, Meléndez ofreció una conferencia donde compartió con los jóvenes la importancia de los museos y la cultura de moda como catalizador de la creatividad. La moda y el arte también son parte de la transformación social.

 

¿Cómo nace tu gusto por la moda?
“Mi mamá era maestra de patronaje, así que desde chica estuve relacionada al mundo del corte, los patrones, etc. Ya con el tiempo me gustaron mucho las revistas de moda y en la secundaria quería ser diseñadora de moda, pero cuando llegué a la preparatoria me metí un verano a trabajar a la fábrica de un tío que fabricaba ropa.

Ahí fue donde conocí la realidad del negocio y vi que no era lo que me imaginaba. Por otra parte, en ese entonces casi no había licenciaturas de moda en México y yo siempre supe que quería hacer una maestría en el extranjero, por lo que necesitaba mi título para poder realizar ese objetivo.

Entonces estudié Humanidades pero enfocada a Historia del Arte (que es la otra cosa que me apasiona.) Después de haber trabajado unos años, encuentro la maestría en Museología para Moda y Textiles en el Fashion Institute of Technology (FIT), y era perfecto porque involucraba mis dos grandes pasiones. Cuando me fui al FIT descubrí que eso era lo mío,  así fue mi trayectoria circular en la moda”.

¿Cómo fue el proceso de dejar México y comenzar una nueva etapa personal y profesional en Nueva York?
“Fue muy difícil porque los seres humanos somos individuos que creamos nuestras redes a las cuales nos integramos y con las que nos desarrollamos, así que dejar todo y que nadie te conozca o que tu currículum les sea ajeno o sin mucho significado porque es de otro país, es un gran reto.

Pero yo siempre he sido una persona con planes muy concretos y estrategias claras de cómo llevarlos a cabo, creo que eso hizo un poco más fácil mi transición en los diferentes “mundos” en los que he estado”.

¿Qué persona, qué decisión y qué momento han sido claves en tu trayectoria?
“Es muy difícil decir sólo una, creo que los mentores y las personas son fundamentales en la vida de cualquiera. Mis maestros, la Directora de mi maestría que me cobijó, por supuesto mi jefa, Valerie Steele (Directora del Museo FIT.) Muchas mujeres que a lo largo de mi camino me han enseñado y guiado. Siempre las he escuchado”.

¿Cuáles son algunas de tus funciones dentro del MFIT?
“Yo trabajo en servicios educativos del museo, mi labor es que las personas cuando vayan al museo entiendan más acerca de nuestras exposiciones, aprendan más acerca de las mismas y tengan una experiencia más placentera al visitar el museo.

Lo logro a través de visitas guiadas, ciclos de conferencias, simposios o colaboraciones con otras instituciones; siempre con la idea de que no importa si la persona que nos visita sabe mucho o poco de moda, pueden profundizar acerca de la cultura de moda.

Organizamos cerca de 30 programas educativos al año, en donde se muestra una visión incluyente y diversa de la moda, que toca a la industria, a la investigación, la creatividad, etc. La moda es muy amplia y tratamos de mostrar este espectro al mismo tiempo que se disfruta la moda”.

Continuará…