Columnas

Life style
10.06.2019
Qué miedo tener miedo
Por: Diego Guerrero
10.06.2019
Qué miedo tener miedo

 

En repetidas ocasiones me imagino que se preguntaron...“Oye, ¿cómo le hiciste para...?” o es súper común escuchar “¿Qué van a decir los demás?...” o peor aún, cuando nos preguntamos a nosotros mismos “¿Cómo puedo vivir sin miedos...?” Sin duda en la vida de todos existen todo tipo de miedos y niveles de pavor: desde al fracaso, hasta al compromiso, pasando por el divorcio y a la soledad, la muerte y las enfermedades.

Muchas veces y conforme vamos creciendo (en mi caso crecer solo de edad porque de estatura ya me quedé en 1.60...) pienso en los miedos más fuertes que he sentido, incluyendo la incertidumbre de mi futuro.

 

GETTY IMAGES ISTOCK

 

Descubrí que le tengo miedo a una infinidad de cosas, incluso a algunas que antes no pensé que me generarían miedos. Cuando pensamos más en el fracaso, a no hacerla, en cualquier área de la vida, desde tomar un puesto diferente en la empresa, la nueva chamba o la pareja, es darle entrada a la duda a nuestras competencias, es dudar de nuestra capacidad, es no sentimos que somos capaces de lograr, de conseguir, de resolver y vencer.

La peor materialización de nuestro miedo es pensar en “el qué dirán”. Dejarnos secuestrar por el miedo es el peor error. Así que levanten la cara y díganle bye a todo lo que no genera cosas positivas en sus vidas.

Un día un buen amigo me dijo que “el miedo a regarla es proporcional al poder de influencia que le damos a quienes nos pueden juzgar”. Y nunca se me olvidaron esas palabras...

 

GETTY IMAGES ISTOCK

 

Si supiéramos con total certeza que si nos caemos nos vamos a levantar... y si nos importara un bledo lo que los demás opinen y la calificación que nos van a dar referente a lo que somos y de lo que no vamos a ser, tendríamos menos miedos.

Yo sé que esta cabrón ser perfectos y no envolvernos en algunas cosas negativas, cuando estamos en momentos vulnerables de nuestras vidas. Y el problema no es el miedo, sino no resolver a tiempo esos miedos.

 

GETTY IMAGES ISTOCK

 

Así que levántate, trabaja, crea, reconstrúyete y tal vez no vayas a ser el más popular, pero sí el más feliz.