Columnas

Life style
30.05.2018
LA VIDA SEGÚN ANDRÉ
Enigmático y excéntrico
30.05.2018
Álvaro Valadez
Por: Álvaro Valadez
alvaro@gentebien.com.mx
LA VIDA SEGÚN ANDRÉ

En el impredecible y maravilloso “ecosistema” de la moda, existen individuos que destacan no sólo por su talento y visión, sino por su personalidad fuera de la norma. Mujeres y hombres que representan una fuerza de la naturaleza poco común, que constantemente nos inspiran y brindan aires de libertad.

Sin embargo, detrás de toda leyenda o mito, existe una realidad salpicada de vulnerabilidad que pone al descubierto no sólo el lado más humano de cualquiera de estos “íconos”, sino que nos reitera que todos somos resultado de nuestra propia historia y de nuestro contexto.

Así lo demuestra The Gospel According to André, el documental dirigido por Kate Novack que retrata la vida del legendario editor de moda e ícono de estilo, André Leon Talley.

Estrenada la semana pasada en los Estados Unidos, The Gospel According to André, lejos de ser una película de la moda, es un retrato íntimo a la vida de uno de los personajes más enigmáticos y excéntricos de las últimas cuatro décadas.

Una mirada cruda y sensible del increíble viaje de uno de los pocos hombres afroamericanos que logró salir de la pobreza para alcanzar sus más grandes sueños en una industria tan elitista, cruel e incluso racista como lo es la moda.

Nacido hace 68 años en Carolina del Norte, André Leon Talley desde pequeño supo que su vida sería todo menos ordinaria y fácil. Criado por su abuela en un entorno de grandes carencias económicas, André siempre se sintió fascinado por la moda y las artes.

Un gusto que desarrolló gracias a su abuela, quien a pesar de vivir en la pobreza, siempre procuró una vida y una apariencia impecable tanto para ella como para su nieto. Para André, crecer en medio de la pobreza jamás fue impedimento para construir de manera creativa su propia identidad a través de la indumentaria.

La misma creatividad que alimentaba comprando la revista Vogue en donde según sus propias palabras tenía acceso al “¡Glamour! La gran vida. Era un escape, en donde encontraba viajes, cultura, literatura, lujo y arte”. Una magia que descubrió en la moda y que marcaría para siempre su destino.

La moda le permitió no sólo soñar con esa “gran vida”, sino que le ayudaría a forjar un carácter de acero y superar el bullying al que se enfrentaría a lo largo de su vida, al ser parte de una minoría por partida doble:  afroamericano y gay.

En Nueva York encontraría el lugar y las personas perfectas para alcanzar sus sueños, Andy Warhol y la mítica editora Diana Vreeland (Vogue y Harper´s Bazaar), serían sus mentores y así comenzaría una de las trayectorias más fascinantes del siglo XX. Su paso por publicaciones como WWD, Interview y Vogue, lo hicieron uno de los primeros hombres de color en ocupar un cargo de poder en la moda a nivel internacional.

Su tenacidad, inteligencia y avasalladora personalidad lo convirtieron en una figura obligada de los principales desfiles y eventos sociales de las capitales del mundo.

Amigo íntimo de Oscar de la Renta, Karl Lagerfeld, Yves Saint Laurent o Anna Wintour, André Leon Talley se convirtió en un personaje casi caricaturesco no sólo por su personalidad festiva y excéntrica, sino por su peculiar forma de vestir en donde las grandes capas aún son su sello distintivo.

Así, lejos de sus años de gloria, este documental repasa la fascinante vida de este editor haciendo hincapié en su presente, un presente que al igual que la vida misma parece tener un ciclo marcado por el paso del tiempo.

Hoy a los 68 años, André declara estar en bancarrota y muestra el lado menos amable de la industria que le permitió alcanzar todos sus sueños “desearía que la moda fuera una zona más sencilla de navegar. Es muy cruel, aunque también puede ser muy emocionante. La moda no se preocupa por su gente, nadie se va a preocupar por ti, excepto uno mismo. Yo subí solo y bajaré solo”.

Un hombre valiente que como su amiga la actriz Whoopi Goldberg describe: “Él fue muchas cosas que no se suponía debería ser”. Valor para ser uno mismo y no pedir perdón por ello; quizás esta sea la mayor lección que nos brinda André Leon Talley con su vida. No importan las vueltas y los golpes a los que nos enfrentemos en el camino, siempre será mejor afrontarlos con estilo. La vida de un grande.