Columnas

Life style
28.05.2020
La mezclilla nunca falla
Personal Stylist en PSMI
28.05.2020
La mezclilla nunca falla

FOTOS: ISTOCK GETTY IMAGES

 

¿Te has preguntado todo lo que ha tenido que pasar para que hoy en día podamos portar la mezclilla de una manera tan versátil sin dejar de estar a la moda?

Mezclilla es el nombre castizo que se le da a una tela originada en Nimes, Francia, cuyo nombre llego también a denominarse denim, esta, apareció en el año de 1860 y su principal función la de ser una tela para los pantalones de miles de mineros en la época. Era un tejido rígido y muy pesado, lo que lo hacía ideal para soportar el trabajo duro.

Hoy en día podemos llevar la mezclilla con una textura parecida a la de los años 40 ́s; ya que el 90% es pre-lavada, lo cual la hace más fresca y menos pesada. Gracias a tantos avances la encontramos deslavada, rota, elástica, de colores, con parches... y un sin fin de modelos que nos permiten mezclarla con todo, absolutamente todo.

 

 

Vestido de primavera con chamarra de mezclilla; combinar texturas tan ligeras como lo son un buen vestido de primavera-verano con una textura tan clásica como lo es la mezclilla nos ayuda a darle ese toque bohemio-chic que le puede hacer falta a nuestro look, eso, acompañado de varios collares de madera te harán lucir espectacular.

 

 

mezclilla + mezclilla; muchas personas piensan que para que esta combinación funcione tiene que ser la misma textura pero no es así, hoy en día podemos llevar en la parte superior una mezclilla clara o deslavada y en la parte inferior una mezclilla más índigo, esto más unos tacones de colores y un buen labial resultaran siempre en una buena combinación.

 

 

Camisa básica de mezclilla; esta nunca debe faltar en el guardarropa ya que nos puede sacar de cualquier apuro, un buen par de leggings con una t-shirt lisa + una camisa serán esa mezcla de comodidad y modernidad que estamos buscando.

En fin, existe una cantidad enorme de combinaciones que podemos hacer con el denim o la mezclilla que no podemos dejar pasar, portándola con el orgullo de un verdadero clásico.