Columnas

Life style
05.08.2019
El valor de verte bien
Por: Alexa Cara
05.08.2019
El valor de verte bien

 

Cuando escuchamos palabras como moda, imagen, maquillaje, ropa, styling, etc, muchas veces lo relacionamos con algo superficial, con algo que sólo es por fuera y no le damos la importancia que tiene o en ciertas ocasiones le damos demasiada importancia por eso es muy importante aprender a darle el equilibrio perfecto.

 

 

Lo primero es que tenemos que entender que somos seres humanos, somo duales, tenemos un mundo energético y un múndo físico y así nos manifestamos en este plano,  así que tanto trabajar la parte interna como externa es de vital importancia para lograr vivir en equilibrio, congruencia y en aromonía con nosotros mismos. La buena noticia es que siempre el trabajo de una de las partes afectará directamente en la otra así que si decides trabajar en tus emociones y tu mundo interno, eso se verá reflejado en tu exterior, en tu imagen y si trabajas las dos al mismo tiempo de manera consicente...¡qué mejor!

 

 

 

Ya he hablado mucho de la parte interna así que en este texto me enfocaré más en lo externo, en nuestra imagen. Está comprobado que el verte bien te hace sentir bien, punto. El poder que tiene el styling, la ropa, el maquillaje, el peinado y el arreglo personal en sí es impactante. Cuando no te arreglas y sales sin maquillar, con la ojera enorme, ropa arrugada, pelo despeinado o apenas cepillado, etc, automáticamente así te vas a sentir, con flojera, fodonga, apagada, pequeña y mal en general y además eso es lo que estarás proyectando lo cual genera que la gente piense eso de ti y eso te afecta directamente a nivel energético así que se vuelve un espiral de causa y efecto terrible. En cambio si te arreglas, te perfumas, te peinas, te vistes bien, etc, te vas a sentir increíble y eso vas a proyectar, eso pensarán de ti y se crea un círculo virtuoso en el que recibes esa energía positiva que te lleva a seguir haciéndolo.

 

 

Pensar en ti no está mal, no es superficial pensar en tu arreglo, en lo que te vas a poner. No está mal proecuparte por tu imagen porque eso es amor propio. Lo que no es funcional es obsesionarte y poner tu valía en el cómo te ves porque vivirás en constante ansiedad. Arreglarte y ocuparte de tu imagen debe nacer desde un amor propio, desde ese deseo de sacar la mejor versión de ti, de una consecuencia de sentirte ya valiosa y hermosa desde el interior y no desde el miedo, desde el esconderte o bien, desde el fingir esa seguridad con máscaras.

 

 

La ropa y el styling tiene un gran poder pero como todo siempre hay dos lados de la moneda y eso depende de cómo la uses tú, si del lado de empoderarte y como acto de amor propio o  del lado de cederle todo tu poder al cómo te ves y que tu valía dependa de ello, lo cual no es funcional y es tóxico. Tu valía como persona es, estés como estés, te veas como te veas: espectacular, entaconada, con el mejor makeup del planeta o desmaquillada, en pijama viendo Netflix...eres valiosa y hermosa, SIEMPRE.

 

 

 

La invitación con mi texto es a trabajar las dos partes, tanto la interna como la externa de manera consciente y borrar esas creencias limitantes que muchas veces nos alejan de lo que queremos. Olvídate de eso que arreglarte, pensar en tu imagen y verte bien es superficial porque es mucho más profundo de lo que piensas y además te mereces verte y sentirte espectacular y que toda esa luz que llevas dentro se refleje en tu imagen. Te mereces sentirte hermosa y darte cuenta de que ya lo eres.