Columnas

Life style
04.05.2017
El mundo de los ksi-meritos
Café con letras
04.05.2017
Chely Aguilera
Por: Chely Aguilera
chelyly@hotmail.com
El mundo de los ksi-meritos

 

 

Si tienes niñas o sobrinas, seguramente entenderás de lo que hablo, sobre todo entre las de seis y 12 años. Todo empezó cuando mi hija veía en youtube a la Enfermera Tania y no tardó en decirme que quería un ksi-merito. ¿Cómo? ¿Un qué? -le dije-. Me repitió más despacio y pensé: “¿Qué es eso?”.  Siento que las mamás tenemos la responsabilidad de involucrarnos en los juegos, gustos y deseos de los niños. Criticarlos por las series que ven o los juguetes que prefieren, no hará mas que alejarlos de nosotros, así que decidí adentrarme en el curioso mundo de los ksi-meritos y ha sido todo un descubrimiento. 

Veo varios puntos a favor. El primero de ellos es que se trata de una empresa totalmente tapatía, a cargo de Amparín Serrano -a quien he buscado para una entrevista pero aun no he tenido éxito- con un concepto totalmente nuevo, colorido, entretenido para las niñas y sano, aunque podría ser que muchas mamás no estén de acuerdo conmigo y entiendo, son puntos de vista.  Así que en el movimiento de consumir lo local, me da gusto que las niñas -y hasta las mamás- estemos buscando estos juguetes, que para quienes no lo sepan, han sido todo un boom en la ciudad y en otros estados de la República, en verdad, no se pueden imaginar. 

El punto número dos es que este concepto defiende en su esencia el valor por la vida. ¿Por la vida? Sí, así es. Como yo no entendía bien todo lo que me decía mi hija, decidí llevarla a la tienda ya con dinero en mano. Me acerqué a una de las chicas que atendía y así tal cual le dije: “Me podrías explicar todo esto porque no entiendo nada, ¿quién es quién o de qué se trata?”. Ella me dio un recorrido para conocer a cada uno de ellos, porque hay de varios tipos.  Se trata, como su nombre lo dice, de un ksimerito, es decir, que casi merito nace, estamos hablando de neonatos que tienen su propia personalidad. 

Cada uno tiene sus propias características y con esto retomo el punto número 3. No se trata solo de comprar el muñequito y ya está. Lleva todo un proceso, tal como tener un bebé, incluso la caja donde viene es una ksi-incubadora y vienen ahí algunas de las indicaciones, pero la primera es llevarlo a vacunar desde el primer día de nacido, entre otras actividades como quitarle el cordón umbilical y llenar formatos como acta de nacimiento o datos clínicos. Quizá hay mamás que pensarán que para una niña es demasiado, pero supongo que es cuestión de gustos. Me uno a las niñas en esto porque a lo mejor quieren vivir la experiencia de tenerlos y saber cuál es la responsabilidad al tener un bebé, se me hace muy válido. Lo aborda de la mejor manera como un juego pero a la vez realista, cuenta además con accesorios como forseps para quitar un diente, ksi-suerito, ksi-papilla, ksi-talco, ksi-pañalera y no pararía de decir la gran cantidad de cosas que hay.

Otro punto es la creatividad en cada detalle, empezando por cómo se llaman. Todo ellos tienen nombres mexicanos, relacionados con costumbres, gustos de comida o formas de hablar. Básicamente los Neonatos están divididos entre ksimeritos, sigotos, prematuros y espumantis, todos con nombres muy originales como Ansinita, Isabelonga, Susikin, Chivatita, Machincuepa. Hay otros mayores que pertenecen al grupo de Chamoy y amigos, se trata de niños, entre los que están Berinaiz, Churro, Birria, Mango, Atole, Tinga, Chamoy y Mole. Cada uno con una personalidad, características y cuidados específicos de acuerdo a la edad. 

Uno que no se me puede escapar es el último punto y se trata de la Enfermera Tania, quien además tiene un canal en Youtube al que te puedes inscribir y se encarga de asesorar a las niñas, de hecho siempre hay una enfermera en la tienda a la que vayas que se encarga de poner las vacunas. Que de alguna manera les muestra la importancia de llevar a un bebé al médico y que deben estar respaldadas por un adulto. Las visitas son periódicas y seguramente en cada visita se llevarán un accesorio u otro ksi-meritos porque uno jamás será suficiente. 

Este mundo de los ksi-meritos es una moda y hay que disfrutarlo como en cierta etapa nos tocó con los Nenucos o Cabbage Patch. Lo que me asustó un poco es que asistí a una venta especial en una tienda departamental, citaron un día entre semana a las 6:00 p.m. y en una hora se habían acabado todos, así que muchas mamás que estaban formadas no lo tomaron muy bien porque muchas niñas llevaban semanas esperando tenerlo, incluso la mía estaba entre ellas, pero algunas se fueron con las manos vacías porque los ksi-meritos están agotados, incluso después del 30 de abril la tienda oficial que los vende quedó prácticamente vacía. Creo que no es necesario llegar a estos niveles, que tampoco este comportamiento es buen ejemplo para las niñas y yo no creía que fuera posible que no hubiera muñecos, pero así es, a veces me pregunto si es una estrategia de mercadotecnia o será que de plano no se dan abasto en esa fábrica de ksi-meritos, la cual me moriría por conocer. Tal vez tengo algo de niña y también caí en las redes de esta moda porque estoy a punto de comprarme uno. Por cierto, qué mal gusto que también los haya piratas, ni siquiera ellos se escapan de este mal, pero seguramente también están teniendo mucho éxito. 

Así que si tu hija te habla de un ksi-merito… ahora ya sabes un poco de qué se trata este pequeño y divertido mundo de color y creatividad.