Columnas

Life style
21.10.2019
Derechos, derechos
De generación
21.10.2019
Derechos, derechos

FOTO: PINTEREST

 

Desarrollar este tema ha sido conflictivo desde el momento en que llegó a mi mente, pues tiene gran relevancia a lo largo de los años. Especialmente en los de la generación de los millennials, a quienes nos ha tocado presenciar importantes “cambios” sociales. 

Nos tocó conocer las marchas como gesto de desesperación y posiblemente como último recurso para hacer valer nuestros derechos. Pero hoy en día se quiere marchar por todo; hasta para que Omar Chaparro y Martha Higareda ya no hagan más películas, #Really? Lamentablemente en las últimas marchas hubo daños que si bien no fueron lo correcto, pero fueron necesarios para ser escuchadas (Que era el objetivo principal como toda marcha). 

 

FOTO: PINTEREST

 

No daré un tema en específico porque conlleva varios temas a su alrededor. Pero estoy seguro que, conforme vayas leyendo llegarás ~sole~ a la conclusión del tema principal. Y es una pena que tenga que aclarar que no me encuentro a favor o en contra de los temas que se tocarán. Se trata de estár a favor de los derechos que nos corresponden, sólo por ser personas. Nos toca estar a favor de la seguridad y bienestar de cada integrante de la sociedad; nos toca respetar las decisiones y gustos de cada quien para vivir sin miedo y con integridad. 

Como todos los temas sociales, comenzamos con la educación que es pieza clave para mejorar y no tener que marchar cada fin de semana por el centro de la ciudad. Si bien no contamos todos con educación en las ciencias exactas, de alguna manera todos tenemos al alcance la educación social y sexual para cuidar de nuestro entorno. El instinto es general y cuando se quiere saber cómo manejar, mejorar y alcanzar la satisfacción de una necesidad fisiológica, mínimo le preguntas “a quien más confianza le tengas”. 

 

BUZZFEED

 

Los recursos para lograr esta satisfacción sin consecuencias mayores las encontramos de manera gratuita en cualquier institución gubernamental de seguridad social. Es entendible que los momentos no se hacen esperar, pero si podemos esperar el momento y encontrarnos prevenidos para poder disfrutar. Persona prevenida vale por dos y en algunos casos vale hasta por tres. 

Si como hombres fuéramos al menos conscientes de todo esto, evitaríamos que las mujeres marchen para contar con la opción de elegir sobre su cuerpo, su salud y su vida. Lo sé, aquí comienza el conflicto por algo que principalmente es cuestión de dos, de ver cómo está el entorno social y entonces pensaríamos dos veces antes de dar una opinión objetiva en un tema meramente subjetivo. 

Según el INEGI en México la tan defendida “familia tradicional” está desapareciendo después de mostrar en el censo del 2017 que: 6 de cada 10 casas son lideradas por un jefe de familia, contando las que comparten líder y en las que solo hay papá luchón. Tres de cada diez son comandadas por una mujer. La UNICEF informa que México se encuentra en el 2° lugar en América Latina con más niños huérfanos. De los cuales se solicitó la adopción de mil 247 y solo fueron concedidas 440 nacionales y 10 internacionales entre 2012 y 2017, dejando a más de 30 mil niños en orfanatos. En el mundo hay alrededor de 120 millones de niños en situación de calle y la mitad están en América del Sur. Pero solamente en México hay alrededor de 6 mil 754 pequeños viviendo en nuestras calles, sobre expuestos a todo tipo de violencia y adicciones. 

Entonces, ¿por qué basamos nuestra opinión en cuestiones ideológicas o morales cuando muchos de los que ya se encuentran entre nosotros no tienen vida? Conocer las circunstancias son prioritarias antes de opinar sobre algo de lo no te harás cargo. Se exige el derecho para seguir exigiendo otros derechos que seguramente también le serán negados; por lo que sería mejor exigir primero estos derechos y que el primer derecho sea parte del placer que la buena educación nos permite. 

Las generaciones están cambiando pero seguimos cargando con las mismas consecuencias que, tanto para bien como para mal, nos deben de ayudar a mejorar. Dejemos de lado los prejuicios y comencemos a apoyar todo lo que sea para un bien común y no sólo popular. 

 

VÍA: GIPHY.COM