Columnas

Life style
09.05.2017
¿Cuál es la mejor herencia que puedes dejarle a un hijo?
POR LA AUTORA DE 'PRÍNCIPES MULTICOLORES Y NINGUNO AZUL'
09.05.2017
Mónica Oceguera
Por: Mónica Oceguera
monicaoceguera@yahoo.com.mx
¿Cuál es la mejor herencia que puedes dejarle a un hijo?

 

En días pasados me topé con algo que leí en el muro de Facebook de Lulu Mathieu, él es un amigo francés a quien le pedí permiso para traducir lo que escribió con motivo de su cumpleaños, y compartirlo con ustedes en esta ocasión. ¿Cómo el cumpleaños de un hombre francés puede convertirse en una columna referente a la celebración del día de la madre? Lean y respondan a esta pregunta ustedes mismos: 

 

«Este año, me gustaría proponerles una manera muy particular de celebrar mi aniversario; una manera que evidentemente me conmueve profundamente.

 

Esta celebración consiste en agradecer a mis padres. Gracias a mi madre quien me apoya desde hace 45 años, y cuya ternura de corazón corre por mis venas hasta el día de hoy. Todo mi respeto que tengo por el género femenino es resultado de su valentía y su belleza, ella ha pasado por momentos muy difíciles pero nunca ha bajado los brazos.

 

En relación a mi padre, quien me hace mucha falta y quien hace treinta años no está con nosotros, puedo decir que, a pesar de que su ausencia ya suma el doble de años que pasé a su lado, considero que esa terrible pérdida ha influido a formar el ser quien soy ahora. No puedo más que inventar las largas conversaciones que me gustaría haber tenido con él. A seguir su buen ejemplo, a seguir el buen ejemplo de ambos.

 

Me adelanto un día de mi cumpleaños para escribir estas líneas y que ustedes se den el tiempo para leerlas y puedan acompañarme en este particular agradecimiento hacia mis padres que me han dado el mejor regalo: la vida.

 

Y a ustedes que se han tomado el tiempo de leerme, gracias por brindarme otro bien precioso: su tiempo».

 

No se me asusten, esta no será una columna más que hable de las madres luchonas que seguro inundarán las redes sociales estos días. El que hoy comparta esto con ustedes es por la simple razón de que las palabras de este señor resonaron conmigo en diferentes niveles y que, sin orden de importancia, puedo mencionar: por un lado eso de sentirme un poco sola en cuanto a la formación de mis hijos y haber tenido la fortuna de ser atinada en cuanto a su educación, me atrevo a decir que he logrado incubar a dos grandes personas. Por otro lado el identificarme con aquello que dice de imaginar conversaciones con seres queridos que, como en el caso de Lulu, ya no están cerca. Pero me pregunto, ¿cuántos padres hay que están vivos y habitan en la misma casa, o en la misma ciudad, pero viven solo en la imaginación de los hijos? Tengo la respuesta. Muchos.

En más de una ocasión he escuchado que la mejor herencia que puedes dejarle a un hijo es la educación. Esto, refiriéndose específicamente a su formación académica. Difiero un poco con esta declaración. Digo un poco, porque sería tonto restarle importancia a la formación profesional de un individuo, pero hay valores que todos los padres, en cualquier parte del mundo, estamos obligados a transmitir a nuestros hijos. El ser agradecido con la vida y con los seres queridos es algo muy preciado en el ser humano. Demos gracias, hoy y siempre, a quien nos dio la vida. ¡Feliz día de la madre!