Columnas

El buen comer
08.02.2017
¿QUÉ PUEDO HACER PARA MEJORAR TU DÍA?
#Columnas
08.02.2017
Jeniffer Jimenez
Por: Jeniffer Jimenez
jenjet@outlook.com
¿QUÉ PUEDO HACER PARA MEJORAR TU DÍA?

 

“Quería que él supiera que cuando se sintiera solo por ahí en el mundo… Yo también estaba allí”

-Gayle Forman

 

Me he dado cuenta en estos días, que definitivamente se está convirtiendo en un caso perdido las relaciones de pareja sanas. No sé si exista algún rayo de esperanza para el ego desmesurado que está presente en la mayoría de las personas y que están dentro de una relación.

En el caso de las mujeres, ya no queremos ceder ni tantito, se nos está tatuando en la sangre el feminismo mal encausado, que ya a todo respondemos “Yo no lo voy a estar aguantando. Si le gusta, si no ni modo”. Es un hecho que sí creo en hacernos respetar, pero no sólo las mujeres, también los hombres. 

Sólo que existe un abismo entre darnos a respetar y el ego que está listo para desenvainar a cualquier provocación. Siendo honestas ya todo nos parece mal, ya todo nos parece que es una falta de respeto, ya todo nos parece que nos están sobajando, ya todo nos parece que es un maltrato.

Cada vez tenemos más corta la mecha. Pero ¿y si no fuéramos tan malas? Qué pasaría si en vez de reclamar o hacernos las dignas por alguna situación decidimos que eso no entre a nuestra mente y mucho menos a nuestro corazón. Qué pasaría si volteáramos y le preguntáramos a nuestra pareja cuando notamos que esta de malas o que inconscientemente quiere desquitarse con nosotros, ¿qué puedo hacer para mejorar tu día? 

Podrían pasar mil cosas, mil cosas diferentes a las que regularmente pasan cuando una de las partes en la relación esta “insoportable” “contestón” “de malas”. Cuando notamos estos comportamientos preferimos tomar una actitud de defensa y de poca paciencia. Pero estoy segura que, si abandonamos el ego, y decidimos no dejar que algo externo se convierta en algo interno, no sólo será algo positivo para la relación, será también algo positivo para nuestra alma.

¿Especulaciones? En mi caso no, lo hice y la situación se tornó totalmente distinta y pacífica. Simplemente es entender que a la pareja también le pasan días malos, situaciones frustrantes y necesidad de desahogo. Y que lo menos que necesita es un reclamo por esto. 

Solo necesita que alguien no se tome personal las cosas y no le declare la guerra. Solo necesita darse cuenta que las cosas se pueden arreglar de diferente manera. Solo necesita que alguien le ponga el ejemplo de cómo hacerlo. Y esa puedes ser tú. Sí, es difícil, complicado y de muchísimo esfuerzo pero también un reto y quién podría rechazar un reto como este. 

Pero no es mi mente maestra a la que se le ocurrió practicar esto. Fue gracias a mi sista jaqui que me platicó que su novio hizo esto con ella. Y fue suficiente esa pregunta para que se relajara y dejara de buscar pelea con él. El decidió no ser parte de un enfrentamiento con la persona que ama. Decidió buscar que ella estuviera mejor acosta de su ego que seguramente deseaba con toda su alma contraatacar. 

Con amor, 

Jen. 




Cargar
más columnas