Columnas

Life style
22.06.2017
Las crónicas de Tinder
por la autora de Príncipes multicolores y ninguno Azul.
22.06.2017
Mónica Oceguera
Por: Mónica Oceguera
monicaoceguera@yahoo.com.mx
Las crónicas de Tinder

 

 

Hola, todos, les cuento que he estado dialogando con varios amigos con respecto a sus experiencias con el sitio Tinder, aquí les comparto una de estas entrevistas:


Soy un hombre afortunado, nací con ciertas ventajas físicas que me ayudaron a lograr una gran autoestima. Soy alto, tengo mis ojos de color azul y tengo un cuerpo genéticamente bello y proporcionado. Tuve una juventud durante la cual no me faltaron mujeres. Al pasar de los años fui desarrollando un conocimiento sobre el comportamiento femenino, conocimiento que me ha permitido hasta el día de hoy, acrecentar conforme pasa el tiempo, el número de féminas que han pasado por mi cama.


Me casé con una hermosa mujer y tuve varios hijos, pero debido a mi mal comportamiento, mi matrimonio solamente duró unos años. Hoy por hoy, tengo más de veinte años de divorciado y mi edad pasa los cincuenta. Edad que me niego a aceptar. Sufro del síndrome llamado Peter Pan. No acepto mi edad, y vivo como viví de joven. Viajes, vino y mujeres nunca faltan en mi agenda semanal.
Me inscribí a un sitio de citas por internet, y también bajé una aplicación para celulares, con el mismo fin, Tinder. Decidí buscar mujeres ahí ya que de un tiempo acá mi vida social era casi nula y no me gusta mucho convivir con las personas dentro de la empresa que dirijo.
He desarrollado dos personalidades, una es la que manejo en mi ámbito de trabajo, y otra es la que proyecto solamente cuando salgo a conquistar mujeres. Me siento tan guapo y seguro de mí mismo, como para darme el lujo de elegir. Después de varios años de utilizar estos medios electrónicos de ligue, puedo decir que me he topado con varios tipos de mujeres.
Una situación que suele presentarse en estos medios, es el hecho de que tanto mujeres como hombres mienten en cuanto a su edad y su peso, y colocan fotografías antiguas de épocas mejores. No es mi caso. Soy honesto y estoy completamente satisfecho con mi aspecto.
En una ocasión, me cité con una mujer que en sus fotografías se veía hermosa. Cara bonita. No tenía fotos de cuerpo entero. Presumía de tener una estética, por lo que supuse sería una mujer que se preocupaba por su físico, tanto como lo hacía por su cara y su cabello. ¡Me equivoqué olímpicamente! La mujer llegó a la cita con todo y su doble rodado. La verdad no se me antojó, tomamos una copa y adiós. Le faltó honestidad.
En otra ocasión, contacté a otra mujer que encontré simpática. Mal llegamos al restaurante y me mostró una clara disposición para irnos a la cama. Pedí la cuenta y me la llevé directito y sin escalas al lugar de cinco letras más cercano. Esta mujer no sufría de inhibición alguna, por lo tanto, hicimos y rehicimos lo propio dadas las circunstancias. Al terminar el evento, todavía recostados en la cama, me dice:
—Nunca había hecho esto, espero que no pienses mal de mí.
—¿Por qué habría de pensar mal de ti? —pregunté intrigado.
—No quiero que creas que soy una prostituta.
—No tengo porqué creer eso… no me vas a cobrar, ¿o sí? —me entró la duda…
    Después de esta conversación, la mujer me dijo que por fin había encontrado el hombre que estaba buscando y que eliminaría de inmediato su perfil de Tinder. Su búsqueda había terminado. Me pidió que yo también borrara mi perfil, ya que a ella le gustaba salir solamente con un hombre y tener una relación monógama.


    Me levanté de la cama impulsado por una extraña picazón… y por supuesto que no volví a ver a esa mujer. ¿Qué les pasa? ¿Realmente creen que uno las tomará en serio después de que se van con nosotros mal terminan de tomarse una copa? ¿Quiénes se creen para decidir por nosotros si seguimos anunciados en Tinder? Si me hubiera dicho desde un principio que ella estaba buscando una relación seria, no la hubiera invitado a intercambiar fluidos debajo de las sábanas. No, chicas. Así no va la cosa. No digo que Tinder sea solamente un medio para obtener sexo fácil, pero si quieres algo serio conmigo, déjame conocerte un poco más...
#ConsejoUsuarioTinder