Columnas

El buen comer
06.03.2018
"Entérate de cómo y dónde guardar los alimentos¨
¿Dónde será mejor almacenarlos?
06.03.2018

Confieso que llevo tiempo haciendo esta columna, ya que ni yo tenía claro dónde iban todos los alimentos y cometí varios errores atrás.
Pero les quiero compartir que no todos los alimentos van en la despensa, ni todos van en el refrigerador, les pasaré una guía rápida para que los guarden en el lugar adecuado.
La gran mayoría de los alimentos saludables son perecederos, es decir se van a echar a perder en cierto punto “tienen menor vida de anaquel” y esto significa que no durarán tanto tiempo como los que son enlatados, empaquetados, al vacío, procesados,  en curtidos, en conservas, etc.

Muchísimos alimentos que yo ponía en el refrigerador van fuera de él, confieso que ahora que se en dónde va cada alimento a veces los sigo metiendo al refrigerador, esto lo hago solo si la cantidad que tengo rebasa lo que comeré y siento muy feo que se me echen a perder y claro que el refrigerador me alarga su vida de anaquel ya que en un ambiente frío es más difícil que proliferen las bacterias.
PERO muchos alimentos al estar en temperaturas bajas como es el caso de mucha comida que se guarda en el refrigerador se llegan a oxidar, perdiendo gran cantidad de nutrientes, antioxidantes, su delicioso olor y se altera el sabor natural.


Los dividiere por grupos de alimentos para que sea más fácil la organización:

Frutas
    •  Frutas secas o deshidratadas: como las pasitas, los arándanos, orejones de mango, etc. Van en la despensa, sin que les pegue el sol directamente, en un recipiente o bolsa bien cerrada.
    •  Sandía, durazno y melón: van fuera del refrigerador, en un frutero, en la sombra.
    •  Frutas tropicales como: la piña, plátano, papaya también van en el frutero.
    •  Manzanas y peras: en refrigeración se conservan mejor (recomiendo ya guardarlas desinfectadas, ya que si te agarra la prisa y el hambre te atreverías a comerte una sin lavar.
    •  Fresas, moras, zarzamoras y uvas: guardar en el refrigerador previamente desinfectadas, súper secas para que no se llenen de hongos, en un toper sin tapar o mejor aún en un cesto que entre aire como una canasta con hoyos.
    •  Cítricos: la mayoría de los cítricos como naranjas y limones se mantendrán mejor a temperatura ambiente en un lugar fresco y oscuro durante varios días o una semana. Después de una semana guardarlos en refrigerador y te aguantan unos 10 días aproximadamente.

 

Verduras
    •  Tomate: es fruta pero lo cuento como verdura por qué tiene poca cantidad de calorías estos van siempre afuera del refrigerador sino no saben igual, en un lugar fresco.
    •  Pimientos, berenjenas y calabazas: Sufren en la nevera pero aguantan mejor que el tomate, pueden guardarse en los estantes menos fríos del refrigerador, en bolsa de plástico si se van a consumir en algunos días, si es de un día para otro sin problema déjalos fuera del refrigerador.
    •  Cebollas y ajo: son vegetales secos, guárdalos en la despensa en un lugar fresco y obscuro si están sin cortar y no los pongas cerca de la fruta u otras verduras.
    •  Jengibre: escoge una raíz fresca con cáscara lisa, que no esté blanda y guárdalo en el refrigerador o en el congelador si lo usarás en más de 2 semanas.
    •  Champiñón, setas, hongos: son de los que menos tiempo duran ya que son húmedos por naturaleza, yo es lo que primero suelo comerme después de hacer el súper. Guárdalos en el refrigerador en una bolsa de papel como las que dan en las panaderías y si puedes envolverlos en papel absorbente o servilletas mucho mejor así quizás te aguanten la semana completa.
    •  Hierbas frescas: en la despensa.

Cereales y tubérculos “carbohidratos”
    •  Papas y camotes: en la despensa.
    •  Pan de caja: en la despensa, pero como en todos los demás alimentos si tienes mucho y está por echarse a perder mételo al refrigerador sin dudarlo o incluso al congelador, en el pan no se cambian mucho sus propiedades en bajas temperaturas, más bien se cambia la textura. Si utilizas pan sin conservadores hecho a base de leguminosas como el Ezequiel o pan a base de granos y semillas de los que no son tan comerciales o son sin gluten se debe de congelar para que te dure, te recomiendo comerlo enseguida de ser descongelado para que no te sepa rancio.
    •  Tortillas: Asegúrate de separar las tortillas una por una hasta formar una torre, puedes hacerlo dos veces para que no se peguen y así evitas que se pongan duras las orillas o se rompan, al ponerlas en torre les quita un poco lo caliente, espérate a refrigerarlas después de unas 2 horas y guárdalas en el refrigerador súper bien cerradas.
    •   Avena, quínoa, pasta: todos en la despensa en envases bien cerrados a menos que ya estén cocinados irán en el refrigerador
    •   Tostadas, galletas: también van en la despensa.

 

Proteínas:
    •  Si esta descongelada puedes meterla al refrigerador pero a lo mucho por dos o tres días previos a cocinarla.
    •  Si están congeladas y no se usarán en los primeros días mételas directo al congelador, sácalo un día antes de cocinarlo para que descongele. No mezcles en la misma bolsa o toper diferentes proteínas por ejemplo pollo con pescado y carne para evitar contaminación cruzada
    •  Huevos: no es necesario refrigerarlos, pueden ir en la alacena o en cualquier parte fresca de tu cocina.
    •  Embutidos: los frescos como los jamones y las salchichas van dentro del refrigerador de preferencia en la parte más fría y bien cerrada. Los embutidos curados como el chorizo o el serrano van fuera del refrigerador en un lugar fresco y obscuro.

 

Lácteos:
    •  En el refrigerador para evitar que crezcan bacterias (yogurts, quesos, cremas, aderezos con lácteos)
    •  La leche en tetra pack o cartón no es necesario guardarla en el refrigerador si está cerrada, con que esté en un lugar fresco que no le pegue el sol está bien.
    •  Las lechadas no son lácteos pero por practicidad los pongo en este rubro; lechada a base de almendra, coco, quínoa, alpiste, etc. Si son lechadas naturales es decir hechas en casa van en refrigeración, si son en cartón o tetra pack y están cerradas guárdalas en la alacena.

Grasas
    •  Nueces y Semillas: van en la alacena, si se ponen en refrigeración se pierde el sabor y olor. Guárdalas en un recipiente bien cerrado.
    •  Aguacates: Si compraste uno “verde” y lo metes al refrigerador interrumpes su proceso, lo mejor es que lo envuelvas en papel periódico y lo guardes en un lugar que no sea frío para que esté listo más rápido, un buen lugar y muy típico de los mexicanos es dentro del horno cuando está apagado. Si ya está maduro el aguacate es decir listo para comer si ponlo en la parte de arriba del refrigerador. Si ya partiste el aguacate y no te lo terminaste, pon un poco de limón para que no cambie su color y envuélvelo en plástico transparente.
    •  Aderezos: una vez abiertos van dentro del refrigerador.
    •  Aceite de olivo y aceites en general: es mejor comprar las botellas pequeñas ya que uno muy grande se hará rancio con el tiempo, guárdalos en un lugar fresco y sin luz. En condiciones de mucho calor o humedad, por ejemplo quienes viven en playas húmedas si es mejor almacenar los aceites en el refrigerador.
    •  Crema de cacahuate o avellana: fuera del refrigerador aunque ya esté abierta sino se te hará dura y será difícil sacarla del envase.

 

Azúcares
    •  Chocolate: en la despensa está perfecto ya que se pierde el sabor y olor si los refrigeras, si ya abriste el chocolate y no te lo terminaste guárdalo en una bolsa sellada para evitar que se lo terminen las hormigas.
    •  Miel: afuera del refrigerador SIEMPRE

Otros que van fuera del refrigerador:

Café en polvo, proteína en polvo, salsa soya comercial, vinagre, mostaza, salsa ketchup, chiles, salsa maggi, aun abiertos van en la despensa ya que son altos en ácidos, conservadores y otras sustancias que no dejan que se echen a perder.

GIOTips:
    •  Nunca guardes algo enlatado en su misma lata ya abierto en el refrigerador, vacía el contenido de la lata en cualquier toper y ahora si guárdalo sin problema. Todos los enlatados sellados van en la despensa aunque sea verdura o proteína da igual.
    •  Si tienes gran cantidad de alimentos perecederos que no les quedan muchos días en óptimas condiciones, tu mejor opción en la mayoría de los casos será desinfectar, pelar en algunos casos, refrigerar y congelar para no desperdiciar si no te es posible consumir pronto. Yo la aplico mucho con los nopales y los plátanos.  Es verdad que las temperaturas extremas queman algunos nutrientes pero no toditos y no está nada padre desperdiciar.