Columnas

El buen comer
18.01.2019
De la moda lo que te acomoda
Alexa Cara
18.01.2019
De la moda lo que te acomoda

 

La moda es la forma en la que las marcas nos hacen querer ciertos diseños y estilos de ropa, es pasajera, es lo clásico maximizado o minimizado y definitivamente no todo es para todos. Uno de los errores más grandes que cometemos a la hora de buscar estar “ a la moda” es ponernos cuánta prenda traiga tal blogger, tal influencer, modelo, o bien que todas las personas de mi círculo social al que pertenezco o quiero pertenecer traen.

Pensamos que usando todas esas prendas estaremos “in” y nos veremos espectactulares pero no siempre es el caso.

El verdadero problema es que nos dejamos guiar por la imagen que nos transmite a quien se lo vimos puesto pero hay que recordar que no siempre tendrá el mismo tipo de cuerpo que nostros, la misma colorimetría, edad, personalidad, etc, que nosotros así que es sumamente importante aprender a identificar cuales prendas de moda sí nos queda y cuales es mejor dejar a un lado.

 

 

Un ejemplo es cuando estuvieron muy de moda los famosos chokers (son collares tipo gargantillas) y que todo el mundo los traía, inclusve las mujeres de cuello corto o ancho y/o rostro redondo lo cual perjudica mucho ya que aumenta el volumen del cuello y roba espacio generando que visualmente la persona se vea con el cuello más ancho, más corto y la cara más redonda y cachetona. Este es un ejemplo de millones que les podría platicar y es por esto que es tan importante conocerte y usar la ropa, accesorios y color como aliado y no como enemigo.

 

 

¿Cuántas veces no te ha pasado que te compras algo que le viste a una celebridad, blogger , una amiga o inclusive en el mismo maniquí y al probártelo no se te ve para nada como esperabas? Esto pasa precisamente por que nos dejamos llevar por lo que vemos y no por lo que debe ser e inclusive muchas veces ni te lo pruebas y estás segura que se ve lo máximo, lo compras, te lo pones y te das cuenta que no se ve tan cool y simplemente lo dejas de usar y se queda estancado en tu clóset.

No olvidemos que la moda es una estrategia de marketing que nos hace desear ciertas prendas y más allá de la prenda en sí, lo que la prenda significa y representa: poder, dinero, estatus, ser fashion, mantener una etiqueta, admiración y un sin fin de cosas que nos venden y nos hacen necesitar. Además la moda pasa, por eso nunca gastes mucho dinero en prendas de moda ya que solamente las podrás usar en esa temporada y tendrás que ir de compras de nuevo para estar a la moda y seguir perteneciendo a todo eso que necesites pertenecer.

 

 

Es un círculo vicioso que nunca se termina y que genera millones y millones a la industria de la moda. Ojo, yo no estoy diciendo que la moda sea mala o que no compres nada que esté en tendencia, a lo que me refiero es que hagas tus compras de manera inteligente y consciente en relación a tu cuerpo, tus colores, tus necesidades, tu poder adquisitivo y sobre todo a tus motivaciones intrínsecas porque de lo contrario nos vamos como hilo de media comprando mil prendas, carísimas y que usamos dos veces a lo mucho o terminan en la basura con etiqueta, o peor, que sí usamos, nos hacen ver fatal y ni cuenta nos damos.

Yo soy gran admiradora de los diseñadores y la moda en general pero como todo en la vida, no es la moda sino como vives la moda, puede ser desde la necesidad de tener todas las prendas del desfile más reciente, con ansiedad, sin conocimiento de ti misma, sin pies ni cabeza y con miedo a la crítica o desde el disfrutar lo que sí y dejar ir lo que no a partir del conocimiento de tu cuerpo y tu interiore sacando lo mejor y disfrutando del vestir en lugar de padecerlo. No caigamos en las estrategias del consumismo que nos termina llevando a tener clósets intoxicados, repletos de prendas que no usamos, que no nos gustan y que se nos ven fatal pero eso sí, que estan súper a la moda.