Columnas

Topicality
23.02.2017
5 consejos fáciles para tener buenos hábitos financieros
¡Aprende a ahorrar!
23.02.2017
 Emmanuelle Brunet
Por: Emmanuelle Brunet
eb@consultoriaeb.com
5 consejos fáciles para tener buenos hábitos financieros

Ya casi pasaron los dos primeros meses del año 2017 y si eres como la mayoría de las personas, empezaste el año súper emocionado con muchas resoluciones en cuanto a tu vida financiera! Pero, ya sientes tu motivación escapar cada vez más que pasen los días. El problema es que eso te pasa cada año por lo que nunca mejoras tu vida financiera! 

 

Te preguntas si eres normal? Pues sí, desgraciadamente, agarrar buenos hábitos que sean entorno a tus finanzas, tu salud o tu bienestar, siempre, son difíciles de crear y sobretodo de mantener.

 

Y sabes la mala noticia? Es que no hay ninguna formula mágica que te garantice el éxito de cada una de tus resoluciones para ese año nuevo. Pero existe algo que te podría ayudar a aumentar tus chances de mantenerlas: seguir las acciones necesarias para cumplir tus metas! Así que sal de tu rutina y a romper los viejos hábitos que nos perjudican para dejar el lugar a los nuevos!

 

Según un estudio de la University College London sobre los cambios de comportamientos, se necesita un promedio de 66 días para cambiar un nuevo comportamiento en un hábito!!! Personalmente pensaba que en unos 21 días el hábito ya estaba anclado en tu vida cotidiana pero el estudio probó que no es suficiente! Así que si ya estás perdiendo tu motivación después de dos semanas, va a ser muy complicado de lograr formar un nuevo hábito sano! No crees? Por eso te dejo unos 5 tips que espero convertirán tus buenas resoluciones financieras en uno hábitos que se volverán tan naturales que ni cuenta te darás que no formaban parte de tu vida pasada. 

 

1. Concéntrate en tu meta principal!

Seguramente escuchaste ese consejo : para alcanzar un gran objetivo, desglósalo en objetivos chiquitos para volverlo mas fácil de alcanzar. Ese consejo es de mucha ayuda pero no suficiente ya que según los estudios de la University College London, tiendes a desenfocarte de tu meta inicial (la grande) y por ende, tiendes a desesperarte más rápido y perder toda tu motivación!  Par que no te pase eso, tengas siempre muy claro tu objetivo inicial. Para eso, se recomienda escribir tu objetivo en un papel y pegarlo en un lugar donde estás seguro de verlo diariamente como en tu refri, en el espejo donde te arreglas en la mañana, en tu pantalla de computadora de la oficina…

Así que si decides ahorrar unos $1,000 pesos adicionales mensuales sin entender el objetivo principal de ese ahorro, te lamento decirte que todos los estudios del comportamiento que se realizaron demuestran que no lo lograrás! Así que enfócate en saber realmente para que metas quieres ahorrar y verás que el hábito del ahorro se hará mucho más fácilmente!

 

2. Enfócate en lo positivo: quita de tu vocabulario el NO.

Una de las razones principales por la cual se siente tan difícil cumplir metas financieras es porque tendemos a enfocarnos sobre lo que no podremos hacer en vez de lo que podremos lograr! En vez de pensar “no voy  a poder comprar toda la ropa que se me antoja”, decir “voy a gastar menos y por eso voy a lograr irme de vacaciones en Paris ese verano!” Según el autor Art Markman en su libro “Brain Briefs: Answers to the Most (and Least) Pressing Questions about Your Mind  no puede arraigar un hábito que te impide hacer otras cosas. Destaca que es importante plantear de manera positiva las metas financieras que uno se propone a través de acciones que tomas, en vez de enfocarte de manera negativa en las cosas que no vas a hacer. Da el ejemplo, de en vez de decir “voy a tener que ir menos a la plaza los fines de semanas” preferir “Cada fin de semana, tendré más tiempo para descubrir nuevas actividades”. 

 

3. Busca el truco para apoyar tu nuevo hábito!

Si no estás seguro/a por donde empezar cuando hablamos de crear un nuevo hábito, considera buscar un truco que te ayudará a recordar el nuevo hábito que quieres implementar. Charles Duhigg, periodista y autor de varios libros sobre el cambio de comportamiento, popularizó la idea de encontrar una señal o truco. Por ejemplo, puede ser una cierta hora del día, un lugar, pero también una emoción, la presencia de ciertas personas o algunas acciones o actividades que ya te ayudarán a convertir una acción en hábito! 

El autor piensa que las señales pueden ser una buena manera de formar hábitos porque están dentro de tu entorno de elección. Por ejemplo, si el nuevo hábito que quieres implementar es de controlar tu presupuesto, puedes eligir la hora de la comida como señal para dar una revisión rápida de tu presupuesto! O puedes decidir de revisar como van tus gastos en la mañana junto con un cafecito bien caliente. De igual manera, si tu meta financiera es de ahorrar más o simplemente ahorrar, ponte una alarma en el celular cada día de pago para recordarte de transferir inmediatamente tu dinero en tu fondo de ahorro. El periodista recomienda que cada vez más  que piensas en esas señales o trucos, cada vez más te acercarás a crear el hábito! 

 

4. Elimina los obstáculos antes de que sucedan!

La consistencia es la clave para formar un nuevo hábito. Así que si de entrada sabes que hay obstáculos que pueden dañar esa consistencia, implementa una estrategia para brincar ese obstáculo, sugiere Maura Thomas, un experto en productividad. 

Por ejemplo, digamos que decides para ese 2017 que mejor vas a preparar tu café cada mañana en lugar de comprarlo carísimo en cualquier tienda. Piensa cuales serían los obstáculos que podrán ponerse en tu camino. Si tu pretexto es que siempre estás en apuros en las mañanas, pregúntate que puedes hacer al respecto? Quizás, poner la alarma un poquitín más temprano o utilizar la tecnología y comprar una de esas maquinas donde puedes programar tu café para que empiece automáticamente a hacerse a las 7am? Tener una estrategia establecida te permitirá implementar tus nuevos hábitos de manera mucho más fácil. 

 

5. Fomenta un hábito de grupo.

¿Conoces a alguien que tiene los mismos objetivos financieros que tú? Animar a tu socio, amigo o pariente a también construir mejores hábitos financieros, puede resultar como una gran ayuda para lograr crear los tuyos, comenta Maura Thomas. Según estudios, la mayoría de las personas dice que es  más probable que se apeguen a una resolución financiera si cercanos lo están intentando al mismo tiempo. De hecho, incluso solamente compartiendo con amigos o familiares sus comportamientos hacia el dinero puede resultar ser el primer nuevo hábito que ambos tratan de formar juntos. Por ejemplo, hagan una cita para hacer el resumen de su respectiva semana ya sea por mensaje, teléfono o en persona y convierten ese nuevo hábito financiero en un hábito muy agradable!