Columnas

Allure
17.10.2017
Mi clóset, mi espejo
“Dime como está tu closet y te diré como está tu vida”
17.10.2017
Mi clóset, mi espejo

Por: Alexa Castro, Personal Stylist

Nuestro clóset es un reflejo directo de nuestra vida, ¿tienes un clóset desordenado, lleno de cosas que ya no usas o de prendas que ni te gustan?, ¿va con tu personalidad?, ¿Sientes felicidad cuando estás en él?, ¿Está limpio y ordenado?, ¿Huele bien y el espacio es agradable?
Un clóset desordenado es reflejo de una vida desordenada y de una persona evasiva, puesto que el desorden ayuda a distraernos de lo que realmente hay que resolver en el interior. Un clóset lleno de cosas que ya no sirven, que no amamos ni nos hacen felices y que solo tenemos “por si”, por si me sale este evento el cual no te ha salido en dos años, por si llego a necesitarlo, por si acaso, y así nos llenamos de cosas innecesarias que estancan la energía no solo de nuestro clóset, sino de nuestra vida.


Cuando nos deshacemos de prendas que ya no usamos, que ya no nos causan felicidad o que nunca utilizamos, algo se libera, esto se llama: La ley del vacío. Cuando sacas algo dejas un vacío, un lugar para algo nuevo y mejor. Esta ley dice que al universo no le gustan los vacíos, su trabajo es llenarlos así que cuando quieras que algo nuevo llegue a tu guardarropa o a tu vida, crea vacíos. Si tenemos un clóset lleno de ropa que ya no nos gusta, desordenado y que no nos causa felicidad no permitimos que la energía corra ni que nada llegue y aunque compremos y compremos más ropa solamente estamos estancando más la energía, ya que esa ropa llega a un lugar donde no cabe, donde la energía no corre.


Nuestro clóset debe ser un lugar seguro, que nos haga sentir felicidad, paz y armonía. Que permita fluir y que esté lleno de prendas que causen emoción, felicidad y que cuando las usemos nos sintamos increíble. ¿Te imaginas un clóset lleno de ropa que ames? ¿Te imaginas vestirte todos los días con ropa que te haga sentir hermosa y confiada? Sería lo máximo, ¿Verdad?


Desapegarnos de las prendas que ya no son para nosotros es un trabajo duro y de mucha valentía y amor propio porque a pesar de “solo ser ropa” las prendas tienen cargas emocionales y energéticas fuertísimas, es por esto que se llama detox de clóset porque te desintoxicas de toda esa energía estancada que no te permite avanzar y te liberas de todas esas cargas que tanto pesan. Existen muchas razones por las que no queremos tirar prendas que ni nos gustan, puede ser porque te recuerdan a alguien que no has querido soltar, porque es algo que te dio alguien que ya trascendió, porque te dan seguridad y son tu máscara al mundo, porque te lo regalo alguien que amas pero no te gusta y te genera culpa, porque te recuerdan a una etapa de tu vida de la cual no quieres salir, entre otras cosas.


Recuerda que como es afuera es adentro y viceversa, si ordenamos y desintoxicamos nuestro clóset se verá reflejado en nuestro interior, te sentirás liberada y renovada, podrás ver lo que necesitas resolver y dejar de distraerte con todo ese desorden, verás cómo llegan cosas nuevas a tu vida y la hora de arreglarte cambiará para siempre.